Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los lunes no son tan malos

Un estudio revela que el estado de ánimo de los trabajadores no es peor los lunes

El trabajo se basa en 340.000 entrevistas telefónicas realizadas en Estados Unidos

Los preguntados se sienten infelices de lunes a jueves. Los viernes mejoraba su humor

Solo el viernes se salva. El resto de días laborables de la semana son odiados por igual, lo que desmiente que el lunes sea el peor día. Estas son las conclusiones de un estudio realizado por Gallup para la publicación estadounidense Journal of Positive Psychology (Diario de Psicología Positiva).

Los 340.000 estadounidenses encuestados por teléfono para la investigación dijeron sentirse estresados e infelices de lunes a jueves, sin variaciones significativas entre unos días y otros. El día previo al fin de semana la cosa cambia, la perspectiva de dos días libres mejora el estado de ánimo. Los científicos participantes en el estudio han convenido llamar a este cambio de humor “ese sentimiento de viernes” (that Friday feeling).

Según los autores, los resultados obtenidos echan por tierra el mito del “lunes miserable” o “lunes triste” (Blue Monday). El investigador de la Universidad de Cardiff (Reino Unido), Cliff Arnal, determinó mediante una fórmula matemática que el tercer lunes de enero era el peor día del año. Para llegar a esta conclusión tenía en cuenta factores como el clima, las deudas y el tiempo pasado después de haber fracasado en la consecución de los propósitos de Año Nuevo, entre otros.

Es el trabajo lo que produce mal humor en los días laborables", dice un experto

El profesor de psiquiatría Arthur Stone de la Universidad de Stony Brook de Nueva York, quien analizó los datos recopilados por Gallup, explica por correo electrónico que “este estudio acaba con la idea de que los lunes son peores que el resto de días de la semana”. Lo que sí se ha ratificado es que los fines de semana son más agradables –“cuando se hacen planes con familiares y amigos”, dice- y es el contraste entre la sensación placentera de los domingos y la no tan buena de los lunes lo que ha llevado a este día de la semana a ser “injustamente señalado”, afirma el experto.

Esta no es una conclusión nueva, otras investigaciones habían afirmado esto antes, dice Stone. Pero lo que hace “más convincente” este estudio, según el profesor, son los métodos de recogida de datos de una muestra muy grande. “Los estudios anteriores eran de pequeña escala y con frecuencia se centraban en poblaciones especiales, como los estudiantes, por ejemplo”, explica.

De lunes a jueves, los días de labor son aborrecidos por igual, por lo que “indirectamente” se puede deducir que lo que no gusta es trabajar, afirma Stone. “Sabemos que los jubilados que no tienen trabajo tienen patrones muy diferentes de estado de ánimo durante la semana. Los días de la semana son muy similares a los fines de semana y esto sugiere que es el trabajo lo que produce mal humor en los días laborables”, asevera.

También los martes han sido distinguidos con el dudoso honor de ser el peor día de la semana. Una investigación de la Escuela de Economía de Londres así lo concluyó después de analizar los cambios de humor de 22.000 personas a través de una aplicación de iPhone llamada Mappiness, en la que los usuarios manifestaban dos veces al día cómo se sentían.

La investigación apunta a que los lunes no son tan malos o, al menos, no peores que la mayor parte de la semana laborable. ¿Quiere esto decir que en realidad hay cuatro días infernales? “Sí, supongo que sí. Sobre todo para las personas que trabajan”, responde Stone.