El copago se retrasa en tres autonomías

Ni País Vasco ni Asturias estarán listas antes del 1 de julio, cuando entra en vigor la medida Cataluña prepara un plan por si no llega a tiempo

Protesta en Barcelona contra el 'euro por receta' impuesto en Cataluña.
Protesta en Barcelona contra el 'euro por receta' impuesto en Cataluña.CARLES RIBAS

Queda una semana para la entrada en vigor del nuevo copago y la incertidumbre sobre los detalles de su aplicación se extiende entre pacientes, médicos y farmacéuticos. País Vasco y Asturias admiten que no llegarán a tiempo. Cataluña ha comunicado que es muy probable que tampoco esté lista para aplicar esta iniciativa que, dependiendo de la renta de cada persona, aumenta el porcentaje que se abonará por los medicamentos y que acaba con los fármacos gratis para los pensionistas.

La medida presenta importantes desafíos técnicos y organizativos. Quizá demasiados como para que el Ministerio de Sanidad haya concedido solo dos meses de tiempo para su aplicación desde que la anunció. O para apurar hasta el límite buena parte de los detalles de cómo se va a aplicar el modelo. La respuesta a las dudas que quedan por despejar no llegará hasta la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del próximo miércoles, solo dos días laborables antes de que el nuevo copago sea efectivo.

El punto de partida de la aplicación del nuevo copago es la base de datos de los 44 millones de usuarios del Sistema Nacional de Salud con el porcentaje de aportación que le corresponde a cada uno de ellos (el 40%, 50% o 60% para la población activa en función de sus declaraciones de renta de 2010 y el 10% para los pensionistas). Las aplicaciones informáticas de los sistemas de salud autonómicos deben adaptarse para leer esta información —que el Ministerio de Sanidad puso a su disposición la semana pasada— para poder facilitársela a los médicos, de forma que la incorporen en las recetas que prescriban a partir del 1 de julio. Con estos datos, los farmacéuticos sabrán lo que tienen que cobrar a cada paciente. Este proceso es bastante más sencillo de explicar que de poner en marcha en 17 sistemas de salud distintos, con diferentes aplicaciones informáticas.

» Un retraso, un rechazo a la medida y una alternativa temporal. En la reunión de la comisión delegada del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, celebrada el miércoles pasado para preparar el encuentro del consejo del próximo miércoles, el representante de Asturias trasladó a sus compañeros que no llegarán a tiempo a tener sus sistemas informáticos preparados, según fuentes que asistieron al encuentro. Lo mismo sucede en el País Vasco, aunque el caso en Euskadi es distinto, ya que prepara un decreto para esquivar la medida y evitar que sus ciudadanos se vean afectados por el incremento de la aportación en medicamentos. Sin embargo, debería estar lista para aplicar el copago a pacientes de otras autonomías. En Cataluña, la Consejería duda de si se podrá implantar el copago en julio. Por ello, el responsable de atención farmacéutica de la Generalitat, Antoni Gilabert, ha comunicado que prepara un “plan de contingencia temporal” para salir del paso. En esta autonomía, la gestión de todo este proceso ha coincidido con la introducción del cobro de un euro por receta, para el que Cataluña lleva seis meses preparándose.

Otras autonomías como la Comunidad Valenciana, Canarias, Galicia, Madrid o Andalucía han transmitido a este diario que confían en tener todo preparado con vistas al 1 de julio.

» Solo medicamentos. La Comunidad Valenciana pretendía incluir en el incremento de la aportación de los pacientes que establece el nuevo copago no solo los medicamentos, sino también los productos para terapias dietéticas. El Ministerio de Sanidad señala que en esta primera fase solo se aplicará el incremento de pago por renta a los fármacos. Para la extensión del copago a dietoterápicos y fijar los importes máximos de financiación de prótesis y transporte sanitario, el Gobierno tiene tiempo hasta el mes de noviembre.

» Si no hay información de la renta del paciente, se aplica el menor coste. Habrá casos en los que se desconozca el tipo de aportación que le corresponde al paciente porque no se haya incluido en la base de datos del Ministerio de Sanidad. De hecho, hay grupos de población que faltan en la base de datos central (personas sin recursos, beneficiarios de titulares de la tarjeta sanitaria), según han detectado en algunas autonomías. En los casos donde no se sepa en qué categoría incluir al paciente, el departamento que dirige Ana Mato ha señalado que se cobrará el porcentaje más bajo (40% del precio) y a los pensionistas el 10%. La Comunidad Valenciana pretendía aplicar el 60% en la población activa, pero ha tenido que dar marcha atrás.

» Reintegro a pensionistas, ¿cada tres meses? Uno de los principales motivos de inquietud en torno al copago se refiere al desconocimiento que tienen los pensionistas del procedimiento de reembolso del dinero abonado de más por encima de los máximos mensuales de aportación (8, 18 o 60 euros, dependiendo de sus ingresos). “Los pensionistas están preocupados, nos lo comentan en las consultas, y no sabemos cómo se va a arbitrar esto”, explica Josep Basora, presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria. “Nos preguntan cómo se piensa resolver esta cuestión", insiste José Luis Listerri, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria. “El problema real estará en el reembolso”, añade Vicente Baixauli, de la Sociedad de Farmacia Comunitaria.

El real decreto ley de abril que introduce el nuevo copago estableció que los servicios de salud tendrían hasta seis meses para devolver esta cantidad. La propuesta que el ministerio ha trasladado a las comunidades autónomas para aprobarla en el encuentro del día 27 plantea que el reembolso se ingrese “cada tres o seis meses, según fije cada autonomía”.

Fuente: Agencia Valenciana de Salud.
Fuente: Agencia Valenciana de Salud.EL PAÍS

» ¿Cómo se devolverá el dinero? “Los pacientes nos preguntan si tendrán que ir al banco o habrá una ventanilla de devolución”, explica Listerri. No parece que vaya a ser de ninguna de estas dos formas. El mismo documento de trabajo del ministerio indica que el reintegro se abonará en la cuenta bancaria en la que esté domiciliada la pensión del titular de la tarjeta o la que determine el usuario. La cantidad a ingresar la gestionarán los servicios de salud regionales. Los que ya cuenten con la receta electrónica lo tendrán más fácil, ya que se lo indicará el mismo sistema informático. Donde no esté implantada, se tendrán que consultar los registros de facturación de los colegios de farmacia.

» ¿Habrá un mínimo a reembolsar? La intención del ministerio es que se devuelva el dinero a los pensionistas a partir de siete euros. Es la cantidad que ha incluido la Comunidad Valenciana en unas instrucciones elaboradas por su director general de Farmacia, “dado el coste de la transferencia bancaria”. Si no se supera esta cifra “se acumulará la cantidad a devolver hasta el siguiente periodo de reembolso”.

» Andalucía no cobrará a los pensionistas que hayan alcanzado el tope de aportación. Las comunidades autónomas que tengan implantada la receta electrónica se podrán ahorrar el procedimiento del reingreso. La informatización integral del proceso de prescripción y venta de fármacos permite que cuando el pensionista llega a la botica, el farmacéutico compruebe en su ordenador si ya ha llegado al tope de aportación, en cuyo caso no sería necesario que adelantara el 10% del coste. Es lo que ha anunciado Andalucía, gracias a la extensión casi al 100% de su población de la receta electrónica. En la reunión del miércoles pasado, el ministerio se opuso, ya que esta posibilidad anula el efecto disuasorio que se pretende trasladar con el copago.

» Mejor no tirar el recibo del medicamento. Si el reintegro no es correcto o se han retirado recetas en otras autonomías y no se han registrado, la forma de reclamar el reembolso adecuado es presentar las recetas y los resguardos de pago. La propuesta del ministerio es que cada servicio de salud establezca su mecanismo de reembolso.

Con información de Anthony Coyle, Raúl Limón y Diana Mandiá.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS