Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es el país de la OCDE que más recortó la ayuda al desarrollo en 2011

La aportación de los países ricos cayó un 2,7% respecto a 2010, el primer retroceso desde 1997

La ayuda que destinan los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) al desarrollo cayó un 2,7 % en 2011 con respecto al año anterior, lo que supone su primer retroceso desde 1997, ha informado hoy la organización con sede en París.

En porcentaje, España -con una reducción del 32,7%- y Grecia --39,3%- son los países que más disminuyeron su aportación, en ambos casos, según la OCDE, como consecuencia de los recortes aplicados por la crisis económica. No obstante, como subraya Intermón Oxfam, España fue el que más la recortó en términos absolutos, con una bajada de 1.283 millones de euros, que suponen casi el 50% del recorte total de los donantes.

Turquía e Italia fueron los Gobiernos que más subieron su contribución

“La ayuda al desarrollo de España no solo se recortó en 2011, sino que parece haber entrado en una debacle”, afirma Emilia Sánchez-Pantoja, responsable de relaciones con las Cortes en Intermón Oxfam. “El reciente anuncio del Gobierno de un recorte adicional del 47% en cooperación para los presupuestos de 2012 puede hacer descender nuestra solidaridad hasta niveles no vistos en los últimos 10 o 12 años y situarla en el entorno del 0,20% del PIB”, advierte.

La ayuda conjunta de los miembros de la OCDE representó 135.500 millones de dólares (unos 103.000 millones de euros), lo que supone un 0,31 % de su producto interior bruto (PIB). Un porcentaje muy alejado del objetivo del 0,7% marcado por Naciones Unidas. El secretario general de la organización, el mexicano Ángel Gurría, augura que "los continuos ajustes de los presupuestos nacionales ejercerán presión sobre los niveles de ayuda en los próximos años", por lo que pide que la crisis “no sea utilizada como excusa” para reducir cada vez más la cooperación.

Solo cuatro países
europeos alcanzan el
objetivo del 0,7% del PIB

El país que más contribuyó en términos absolutos fue Estados Unidos, con una partida de 30.700 millones de dólares (unos 23.300 millones de euros), aunque en términos relativos su ayuda descendió un 0,9 % respecto a 2010. Turquía, en cambio, fue el país que más subió su ayuda en 2011 (38,2 %), seguido de Italia (33%), cuyo crecimiento responde al "aumento de las condonaciones de deuda y al incremento de las llegadas de refugiados provenientes del norte de África", según la OCDE.

La aportación del conjunto de miembros de la UE supuso el 54% del total y alcanzó los 73.600 millones de dólares (unos 56.000 millones de euros), lo que supone el 0,42 % de su producto nacional bruto, frente al 0,44 % registrado en 2010. Solo cuatro países, Suecia, Dinamarca, Países Bajos y Luxemburgo, alcanzan el 0,7%, aunque otros como Reino Unido, Bélgica, Finlandia e Irlanda avanzan hacia ese objetivo, ha informado Bruselas en un comunicado.

 

Más información