Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVE tendrá 150 millones menos para comprar contenidos

La aportación del Estado se recorta en 204,8 millones. La televisión pública reduce los gastos de personal y aumenta los ingresos por venta de programas

 

El ajuste anunciado hace tres meses para RTVE ya está aquí. La corporación acusa un recorte del 37,4% de la subvención del Estado sobre la cuantía de 2011. Este ejercicio recibirá 342,7 millones de euros como compensación por el servicio público que presta la radio y la televisión estatal, frente a los 547,5 del año anterior. Con esta rebaja, el Consejo de Administración de RTVE ya ha advertido de que será muy difícil mantener el modelo actual y que tendrá que renunciar a emitir algunos de los contenidos más atractivos.

De hecho, en el apartado de "aprovisionamientos" se prevé un recorte de 150 millones de euros,  ya que esta partida pasa de 404,6 millones a 249,5. Con esta previsión, la televisión pública tendrá que renunciar a  derechos audiovisuales (deportivos o cinematográficos) y reducir los contratos con las productoras que realizan las grandes series o los programas de mayor audiencia.

Los Presupuestos Generales recogen también que RTVE  percibirá "la tasa de reserva de  dominio público radioléctrico", que el año pasado rondó los 320 millones de euros. El Gobierno autoriza que el 100% de esta tasa vaya a las arcas de la televisión pública (en su origen era solo el 80%), aunque la ley de financiación de la corporación establece como tope 330 millones.

Para algunos consejeros, los datos presentados hoy arrojan nubarrones sobre el futuro de RTVE. El representante socialista Miguel Ángel Sacaluga asegura que "no resuelven"  las urgencias sobre el IVA, ni los criterios contables sobre las cantidades que están pendientes de cobro correspondientes a las tasas de los operadores de telecomunicaciones. La corporación aspiraba a que el Ministerio de Hacienda le devolviera en IVA, que este año podría oscilar entre los 70 y los 80 millones. Además, está pendiente el recurso interpuesto por Telefónica por el pago adicional de 40 millones por la desviación de la autoliquidación de la tasa del 0,9%.

Además, los Presupuestos Generales recortan la partida destinada al ente público en liquidación, que pasa de 82,9 millones a 73, lo que significa un 12% menos.

La ley fija el techo del presupuesto de RTVE en 1.200 millones. Pero este año, la gran partida de  sus ingresos de explotación es de 931 millones frente a los 1.138 del ejercicio anterior.  Pero a cambio aumenta el montante de otros  negocios (venta de programas, por ejemplo), que pasa de 22,9 millones a 31,6. Al tiempo,  bajan los gastos de personal (de 382 millones a 378) como consecuencia de los recortes en los sueldos de las estrellas y del número de directivos. También descienden las amortizaciones y otros gastos de explotación.  En 2011, RTVE cerró en números rojos. Su déficit fue  de 11,5 millones de euros.  Una cifra que está a la espera de los pagos definitivos de Telefónica.

A los recursos procedentes del Estado se unen los que corresponden al canon que pagan las operadoras de telecomunicaciones (0,9%) de sus ingresos y las televisiones privadas (el 3% en el caso de los canales en abierto y el 1,5% si son de pago).