Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las células madre ayudan a realizar trasplantes sin rechazo

Un ensayo permite a cinco pacientes recibir un riñón sin usar inmunosupresores

El rechazo es uno de los grandes problemas con los trasplantes. Pero el uso de células madre puede solucionar este problema. Se trata de que el donante no solo dé el órgano, sino que facilite el material para regenerar el sistema inmunitario del receptor, de manera que ambos sean compatibles. El experimento se ha realizado con ocho personas, y lo ha publicado Science Translational Medicine.

De los ocho voluntarios que recibieron un riñón, cinco se mantuvieron sin tomar medicación inmunosupresora un año después. De los otros tres, uno sufrió una infección viral y en los otros dos el nuevo sistema inmunitario no se asentó. A los que funcionó los autores del trabajo, investigadores de la Universidad de Louisville, los llaman quimeras ya que generan células de dos orígenes genéticos.

La peculiaridad del ensayo es la reconstrucción del sistema inmunitario del receptor a partir de células madre de médula del donante. El proceso es similar al que se utiliza con algunas leucemias, en las que a la persona se la irradia para destruirle el sistema hematopoyétco (generador de células sanguíneas) y luego este se reconstituye a partir de un trasplante, bien del propio paciente bien de un donante. Solo que esta vez se ha ido un paso más allá, y se ha aprovechado para facilitar trasplantes.

Claro que el sistema, si solo hubiera sido así, habría creado el efecto contrario: que el nuevo sistema inmunitario rechace todos los demás órganos. Para ello se manipulan las células madre y se le quitan las características específicas, y se consigue que se constituya una especie de sistema universal (parecido al O- en los donantes de sangre), que sea compatible con los marcadores de los dos orígenes. Y ese tratamiento despierta dudas, ya que el procedimiento que parece que ha funcionado no está claro.

Por eso, entre otras cosas, el hallazgo no está exento de polémica. En Nature, David Sachs, director del Transplantation Biology Research Center del hospital General de Massachusetts se pregunta durante cuánto tiempo dejará de haber rechazo. “Esperamos que sea verdad, pero es un poco pronto para afirmar” que se ha conseguido, afirma.