El CSN no ve problema en que Industria cambie la orden de cierre de Garoña

Responde afirmativamente al ministerio en un pleno extraordinario La central de Endesa e Iberdrola deberá reforzar la seguridad

Interior de la central de Garoña.
Interior de la central de Garoña.GORKA LEJARCEGI

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha decidido hoy en un pleno extraordinario que no ve impedimento en que el Ministerio de Industria reforme la orden ministerial de cierre de Garoña para que la central funcione hasta 2019. El CSN avisa, eso sí, de que deberá revisar las condiciones de seguridad.

En 2009, el CSN ya aceptó que Garoña funcionase hasta 2019 si realizaba inversiones millonarias en seguridad. El Gobierno socialista decidió en cambio darle a la nuclear solo cuatro años más de vida y fijó su fecha de cierre en 2013. El Gobierno del PP, en una de sus primeras decisiones, preguntó al CSN cómo debía modificar la orden de cierre, que impedía realizar obras en la planta. El movimiento sorprendió en el consejo, ya que no todos sus consejeros (dos propuestos por el PSOE, dos por el PP y uno por CiU) veían claro que ese fuese su cometido. El pleno evaluó en varias ocasiones la respuesta pero la fue demorando para buscar el consenso. Esta mañana lo ha aprobado por unanimidad en una reunión extraordinario.

En su respuesta, el organismo regulador "concluye que no existe ningún impedimento, bajo el punto de vista de la seguridad nuclear y de la protección radiológica, para que se lleve a cabo la modificación de la orden ministerial", aunque añade que deberán ampliarse "las condiciones adicionales relativas a la seguridad nuclear y a la protección radiológica".

La nuclear, propiedad al 50% de Endesa e Iberdrola, deberá añadir a las condiciones establecidas en 2009 las mejoras derivadas del accidente de Fukushima.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS