Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE no ve más riesgo en los implantes mamarios PIP que en otros

El informe sí admite cierta preocupación por la posibilidad de que se produzca inflamación por rotura de las prótesis

Dos cirujanos preparan una intervención de prótesis mamarias.
Dos cirujanos preparan una intervención de prótesis mamarias.

Para la Comisión Europea, los implantes mamarios PIP “no parecen suponer un riesgo más elevado” para la salud que otros implantes. Esta es una de las conclusiones del informe del grupo de expertos sanitarios de la UE, encargado por la Comisión. El documento, que destaca la necesidad de evaluar cada caso, reconoce, no obstante, “ciertas preocupaciones sobre la posibilidad de inflamación” por la rotura de los implantes. Así, la Comisión Europea no recomienda, de momento, la retirada de estas prótesis, elaboradas con silicona adulterada y comercializadas por la compañía francesa Poly Implant Prothèse.

La decisión de la extracción de estos implantes fraudulentos —retirados del mercado tras una alerta sanitaria de Francia— sigue en manos de los Estados miembros. Cinco países —Francia, Alemania, República Checa, Holanda y Bélgica— ya han dado el paso. Otros, como España o Reino Unido, solo consideran necesario quitarlas si se han producido fugas, aunque aconsejan revisiones exhaustivas.

Los datos disponibles hasta la fecha sobre estas prótesis, “son insuficientes para sacar conclusiones firmes sobre el riesgo para la salud”, explicó ayer el portavoz de Sanidad y Consumo, Fréderic Vincent. Pero el mayor problema detectado por los expertos del Comité Científico de la UE Nuevos Riesgos para la Salud su riesgo de rotura con el paso de los años. Un riesgo, sin embargo, que no han sabido precisar ya que los implantes PIP “varían de forma considerable en su composición, y por ello su rendimiento y características pueden variar sustancialmente”.

La Comisión, que desde que saltó el escándalo de las PIP, ha recibido críticas por no endurecer los controles sanitarios, que no detectaron el fraude, prepara ya medidas para que los análisis a los fabricantes y el seguimiento de los productos sea más estricto.