Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canadá, el primero en abandonar Kioto

El ministro de Medio Ambiente ya anunció la intención de retirarse antes de la Cumbre de Durban

Horas después de finalizar la Cumbre sobre cambio climático en Durban, Canadá ha confirmado este lunes su retirada del Protocolo de Kioto, lo que lo convierte en el primer país en abandonar el acuerdo sobre la reducción de emisiones de gases contaminantes. Antes de la reunión de Durban, Canadá ya había anunciado que no firmaría un segundo periodo de compromiso, aunque no confirmó su salida oficial del Tratado.

“Kioto no funciona. Es el pasado para Canadá. Invocamos el derecho legal para retirarnos”, ha reiterado el ministro de Medio Ambiente, Peter Kent, en declaraciones a los medios. El Gobierno canadiense, que teme fuertes multas en caso de seguir como parte firmante, mantiene que hace falta un tratado global para recortar la emisión de gases contaminantes a la atmósfera pero insiste en que tiene que cubrir a todos los países.

El ministro, que calificó de "radical" al tratado que Canadá firmó en 1997, añadió que para cumplir con sus compromisos con Kioto, deberían retirar en los próximos 12 meses "todo tipo de vehículo" de sus carreteras o eliminar la calefacción en todos los edificios del país.

Kent asegura que la alternativa a estas acciones "irresponsables" sería "la transferencia de 14.000 millones de dólares de los contribuyentes canadienses a otros países, el equivalente de 1.600 dólares canadienses por cada familia". El responsable de Medio Ambiente ha señalado también que Canadá solo está interesada en un pacto de reducción de emisiones si "todos los principales emisores" están incluidos.

En opinión de Greenpeace y de los principales partidos de la oposición canadiense, la razón de que el Gobierno se niegue a cumplir los objetivos de Kioto es que antepone su deseo de no afectar el desarrollo de los yacimientos petrolíferos de la provincia de Alberta, considerados uno de los mayores del mundo.

 

Con su salida, Canadá se convierte en el primer país que se desmarca a posteriori de este tratado, que cuenta con las notables ausencias de Estados Unidos y China, principales emisores de dióxido de carbono del mundo.

Desde que en 2006 el Gobierno del Partido Conservador del primer ministro Stephen Harper llegó al poder, Canadá ha expresado su falta de interés en cumplir con el Protocolo de Kioto, especialmente para no afectar al desarrollo de los yacimiento petrolíferos de la provincia de Alberta, informa EFE. El sector considera que los yacimientos de arenas bituminosas constituyen las segundas mayores reservas de crudo del mundo, después de las de Arabia Saudí, y el Gobierno de Harper ha expresado la voluntad de acelerar su explotación.

 

 

Más información