Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

41.400 personas se manifiestan contra los recortes en Madrid

La marcha recorre el centro de la capital bajo el lema 'La Educación no es gasto. Es inversión. No a los recortes'.- Los sindicatos cifran la asistencia en 90.000 y la Comunidad en 5.000

La manifestación que ha cerrado la primera jornada de huelga en la educación pública madrileña ha partido pasadas las seis y media de la plaza de Neptuno y hacia la calle de Sevilla con miles de personas bajo el lema de La Educación no es gasto. Es inversión. No a los recortes. Según cálculos de EL PAÍS, unas 41.400 personas han participado en la protesta. Los convocantes, por su parte, han cifrado la asistencia en 90.000, mientras que el Gobierno regional ha rebajado la estimación a 5.000 personas. En la cabecera, algunos sindicalistas han asegurado que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, "ha sacado a mucha gente a la calle con sus declaraciones" de esta mañana, cuando ha acusado "al PSOE, su candidato, IU, los sindicalistas, los indignados y, por supuesto, los de la ceja" de estar detrás de las protestas.

Los primeros datos de seguimiento de la huelga de esta mañana en los institutos, que los sindicatos han cifrado en un 78%, ya hacían prever a UGT que la marcha iba a ser "masiva". Cuando los primeros asistentes han llegado hasta la calle de Sevilla, donde se ha leído un manifiesto, la cola de la manifestación aún no había comenzado a caminar. Aunque el recorrido ha partido de Neptuno, la marea de gente llegaba hasta el Ministerio de Sanidad, en el número 18 del Paseo del Prado.

"La enseñanza pública es una inversión de futuro", "Una, dos y tres, si no nos hacen caso, volvemos otra vez", han coreado los miles de manifestantes, entre los que ha habido padres, alumnos y profesores. Las calles del centro de Madrid se han llenado con una marea de camisetas verdes, color de las protestas, con el lema "Escuela pública de todos para todos". Además de la cabecera principal, ha salido una segunda con otro lema: "Recuerda Londres: Un profesor menos hoy son cuatro policías más en el futuro".

La marcha, acompañada de música, vuvuzelas y silbatos, se ha parado ante la sede del Ministerio de Educación, en el número de 32 de la calle Alcalá y custodiado por ocho furgones policiales, para hacer una sonora pitada. Durante todo el recorrido los manifestantes han pedido a gritos la dimisión de la consejera de Educación, Lucía Figar. Aunque el trayecto ha transcurrido sin incidentes importantes, la policía ha impedido a un joven colocar una pancarta en la Cibeles. Un agente ha retenido al chico, que se había encaramado a la fuente, y un grupo de manifestantes ha comenzado a gritar que era un "abuso policial". Después de un rato de tensión la policía ha dejado libre al joven.

El lema principal es el mismo bajo el que marcharon el pasado jueves unas 30.000 personas en la primera manifestación del calendario de protestas, que coincidió con el comienzo del curso en Secundaria. La convocatoria de las movilizaciones parte de los sindicatos del sector FREM, CC OO, FETE UGT, CSI-F, STEM y ANPE. Además de la huelga de dos días -hoy y mañana-, el jueves se celebrarán protestas en todos los centros de la región, en una jornada bautizada como el "día de lucha".

Mañana, después de la huelga y en lugar de una marcha, los docentes tratarán de hacer una cadena humana para rodear la Consejería de Educación, situada en la calle Alcalá. Por la mañana también habrá concentraciones en las delegaciones de Área Territorial de la Comunidad de Madrid. Ajena a estas movilizaciones, la semana finalizará con la intervención de la consejera de Educación y Empleo, Lucía Figar, que comparecerá por petición propia en la Asamblea de Madrid, como suele ser habitual al inicio de la legislatura y del curso escolar y político.

Los sindicatos ya han advertido de que no pararán sus movilizaciones hasta que la Consejería de Educación rectifique y retire las instrucciones de este curso que, entre otras cosas y según los representantes de los trabajadores, impiden hacer desdobles de clases e impartir apoyos y supondrán el despido de más de 3.000 docentes interinos.

Además de en Madrid, esta tarde se han celebrado concentraciones en todas las capitales de provincia de Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León, y en Santander, Murcia, Palma de Mallorca y Melilla. Pero estas han sido mucho menos numerosas. Por ejemplo, unas 400 personas han salido a la calle en Zaragoza, 300 en Sevilla (3.500, según los sindicatos, en todas las capitales andaluzas), 200 en Santander, medio centenar en Valladolid y Palma de Mallorca, y varias decenas en Murcia.

En Galicia, que para mañana y el 27 de septiembre hay convocada una huelga, los profesores han protagonizado esta mañana media hora de brazos caídos. En Extremadura, los sindicatos han entregado a la Consejería de Educación una declaración conjunta en favor de la enseñanza pública. Y en Navarra, donde se ha aumentado de 17 a 18 las horas de clase semanales en Secundaria, los profesores de instituto han decidido finalmente no presentar su dimisión en bloque, tal como habían decidido, porque han considerado que "en estos momentos la defensa de la educación pública se hace mejor permaneciendo en los puestos de trabajo".