Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los recortes en la enseñanza

Aguirre pide que Gabilondo dimita "por alentar las huelgas"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, pidió ayer la dimisión del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, por "alentar huelgas políticas contra las comunidades del PP" en el inicio del curso escolar. Respondía así a las afirmaciones del martes del ministro, en las que se puso, una vez más, del lado de los profesores en sus protestas y manifestó que "cada uno debe defender sus derechos y expresar sus razones de modo democrático". Además, Gabilondo se dirigió a los líderes regionales para pedirles que prioricen al hacer los ajustes. Para el ministro, educación y sanidad son áreas que "deben quedarse fuera de los recortes", o al menos, resultar "muy poco afectados".

Aguirre afirmó que le parece "increíble" que el ministro -o el secretario de Estado "por su mandato"- se convierta "en el altavoz de los huelguistas y, en vez de defender el derecho a la educación, se convierta en la parte activa que alienta las huelgas políticas". Por este motivo, pidió la dimisión de Gabilondo, de quien dijo que ha recortado su presupuesto "el siete y pico por ciento". "Lo que no puede hacer es alentar unas huelgas políticas contra las comunidades autónomas del PP. Esto me parece incalificable. Creo que el señor ministro tiene que dimitir", concluyó la presidenta.

Aguirre, que envió ayer los primeros inspectores a los institutos para que garanticen el cumplimiento por parte de los profesores de las 20 horas lectivas, también se refirió a los incidentes registrados en el instituto San Mateo, donde comenzaban ayer las clases del bachillerato de excelencia y se concentraron un centenar de profesores. "No me sorprende", la actitud de quienes "están en contra de la excelencia y de la exigencia", algo que sucede "con los socialistas, que han hundido la Educación en España", dijo.

La presidenta de Madrid fue secundada por su consejera de Educación, Lucía Figar, quien acusó a Gabilondo de haberse "puesto a la cabeza de la pancarta de la manifestación". "Un ministro de Educación que actúa de esta manera no merece seguir siéndolo y tiene que dimitir", insistió. Figar cree que "dar 20 horas de clase a la semana cuando el país tiene cinco millones de parados y las familias no llegan a fin de mes" es pedir "un esfuerzo" que está justificado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de septiembre de 2011