Los recortes en educación

Los recortes y la polémica de la inmersión marcan el inicio de curso en Cataluña

La Generalitat suprime la sexta hora en 1.300 centros públicos y avanza el horario de salida en la mitad de escuelas.-"Lo importante es que los niños acaben siendo más listos que yo", dice una madre

Pilas de mochilas, carteles en defensa del catalán en la entrada de la mayoría de escuelas y padres más preocupados por los recortes que no por la polémica abierta por el auto judicial que ordena que en el plazo de dos meses se implante el castellano como lengua vehicular en las escuelas, junto al catalán.Las escuelas han arrancado esta mañana un curso escolar especialmente afectado por los ajustes presupuestarios que obligan a los 67.000 docentes a atender unos 21.000 alumnos más en un contexto de crisis y recortes.

"Nos preocupa más que nos den la beca para el comedor, nuestros hijos siempre han hablado bien catalán y castellano", resumía a las puertas del CEIP Tabor Juan Rosales, argentino de 34 años padre de dos chicos de 6 y 11 años satisfecho con el sistema basado en la inmersión lingüística. "No veo necesario cambiar ningún modelo, pero lo importante es que los niños acaben siendo más listos que yo", añadió Marta Gutiérrez, madre de una niña de 12 años, mientras repasaba los rótulos en apoyo de la inmersión lingüística distribuidos por Som Escola (somos escuela), plataforma de entidades cívicas que ha convocado concentraciones para las 19 horas de hoy frente a todos los ayuntamientos para mostrar su rechazo al recurso del TSJC.

Más información
El TSJC da dos meses a la Generalitat para implantar el castellano como lengua vehicular en las escuelas
Ultimátum judicial a Cataluña para que ofrezca enseñanza en castellano
Mas pide apoyo a todas las instituciones para defender la inmersión
Tormenta política a costa del catalán
Cataluña niega capacidad al TSJC para alterar el modelo lingüístico

Ajenos a la polémica, los escolares afrontan otra serie de cambios: la supresión de la sexta hora lectiva en los centros públicos y un nuevo horario escolar impulsado por la Generalitat en el que la mayoría deescuelas (51%) han decidido acabar las clases a las 16.30 horas. Cuatro de cada diez centros, por su parte, terminarán la jornada escolar a las 17 horas, mientras que el 3% ha decidido terminar a las 16 horas. "Para nosotros es un poco lío, pero ya estamos acostumbrados a tirar de canguro", se resignaba Marta Rodríguez, cuyo hijo saldrá ahora de clase media hora antes que el año anterior. "Parece que nadie piensa en los padres", lamentaba.

Los 1,2 millones de alumnos toparán con un profesorado que no ha aumentado la plantilla pese al incremento de estudiantes, muchos de ellos en la Formación Profesional. El incremento de alumnos se suma a los registrados los últimos años, con un aumento de 24.000 alumnos en el curso 2009-2010 y de otros 23.000 en 2010-2011. El déficit de profesores debido a estos continuos aumentos se eleva a más de 5.000, según una estimación de CC OO de Cataluña, que aboga por que los diversos actores educativos reflexionen conjuntamente sobre las previsiones demográficas que apuntan a que esta tendencia va a continuar hasta el año 2021, como mínimo.

La polémica creada a raíz del auto del TSJC marcará previsiblemente la jornada de hoy en los centros escolares. Los sindicatos de docentes -USTEC, CC OO, FETE-UGT y USOC- como la plataforma Somescola.cat han defendido el modelo de inmersión lingüística y han llamado a los colegios a expresar su apoyo a la misma. En este sentido, han animado a los maestros a colgar carteles en defensa del modelo de escuela catalana y también a que se participe a las 19,00 horas en protestas ante los ayuntamientos de todos los municipios catalanea. Este año la cifra de escuelas instaladas de forma parcial o totalmente en módulos prefabricados, que había ido en progresivo aumento durante los últimos años debido al crecimiento sostenido de la población escolar, se invierte a costa de haber recolocado 220 grupos-clase dentro de recintos escolares. Este curso se inaugurará con 1.015 módulos, 42 menos que hace un año, que albergarán a unos 20.000 alumnos, según las estimaciones de Enseñanza.

Primer día de clase en el centro Acacies de Barcelona.
Primer día de clase en el centro Acacies de Barcelona.MARCEL.LÍ SÀENZ

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS