Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria en Europa

Dinamarca halla partidas de pepinos españoles contaminados

Siete daneses han resultado infectados por una cepa dañina de la bacteria 'E.coli', aunque todo apunta a que se contagiaron durante su estancia en Alemania

Dos empresas danesas han recibido pepinos españoles infectados con la misma variante de la bacteria intestinal Escherichia coli que ha causado hasta ahora tres muertos en Alemania, ha informado hoy la Dirección de Alimentación de Dinamarca. En un comunicado, la organización pide a los consumidores "no comer pepinos crudos de España, ni pepinos crudos, tomates y lechuga del norte de Alemania, ya que la fuente [de contagio] no ha sido fijada con seguridad". En los últimos días, al menos siete daneses han resultado afectados por EHEC, la mutación dañina de la E.coli, aunque todo indica que se contagiaron durante su estancia en Alemania. En Suecia, hay una decena de contagiados, también tras viajar a Alemania, y no se han detectado por el momento partidas de pepinos contaminados. La última hora cifra en 32 el total de afectados en ambos países.

Y en Finlandia, la Agencia Finlandesa de Seguridad Alimentaria (Evira) ha recomendado hoy no consumir pepinos españoles hasta que se aclare el origen y las causas del brote infeccioso por la bacteria intestinal "escherichia coli" y ha instado a los finlandeses que hayan viajado recientemente al norte de Alemania y tengan algún síntoma diarreico a ponerse en contacto con un médico de inmediato

Las autoridades danesas han contactado con las dos empresas que han recibido pepinos españoles infectados para ordenarles que retiren de la circulación las partidas contaminadas, "de acuerdo con las informaciones que proceden de las autoridades alimentarias alemanas, que las han enviado a través del sistema de alerta alimentaria común europeo". Las compañías afectadas están en Grindsted y en Kolind, dos localidades situadas en la península de Jutlandia, al oeste de Dinamarca.

Las autoridades sanitarias alemanas anunciaron ayer que el brote infeccioso tiene su origen en pepinos procedentes de España que fueron comercializados a través del mercado central de Hamburgo, tras conocerse los resultados de los análisis realizados por el Instituto de Higiene de esa ciudad-estado.