Alemania eleva a 10 los muertos por el brote infeccioso

Las autoridades sanitarias alemanas destacaron que aún no se ha alcanzado el punto álgido de la infección

Las autoridades sanitarias alemanas informaron hoy de que con la muerte de cuatro personas son ya diez los fallecidos por el brote de una variante de la bacteria E. coli Enterohemorrágica en el país, mientras que la cifra de afectados se mantiene en alrededor de mil. La última víctima mortal registrada en Alemania por el síndrome urémico hemolítico (SUH), que provoca este germen patógeno, es una mujer de 84 años que falleció esta mañana en Lauenburg, en el estado federado de Schleswig-Holstein (norte de Alemania), según ha informado el Ministerio de Sanidad de esta región.

De esta forma, el brote infeccioso ha causado oficialmente tres muertos hoy.

"Damos por supuesto que la cifra de enfermos graves también se elevará", ha asegurado un portavoz del Ministerio de Asuntos Sociales del estado federado de Baja Sajonia, otros de los más afectados.

Más información

El anuncio de esta última muerte se produce horas después de que se hiciesen públicos el fallecimiento de una mujer de 87 años en la Clínica Universitaria de Eppendorf, en la ciudad-estado de Hamburgo (noroeste del país), y la de una mujer de 38 años en el hospital central de la ciudad de Kiel, en el estado federado de Schleswig-Holstein.

Punto álgido

La Comisión Europea ha recomendado a los ciudadanos de la UE que hayan visitado recientemente Alemania vigilen posibles síntomas, como diarreas hemorrágicas, y consulten con su médico. Países como Suecia, Dinamarca o Países Bajos también han confirmado casos en su territorio.

Las autoridades sanitarias alemanas destacaron que aún no se ha alcanzado el punto álgido de la infección, por lo que instaron a los ciudadanos, especialmente en el norte del país -donde se han producido la gran mayoría de casos- a extremar las medidas de higiene.

Alrededor de 400 de los afectados por este brote infeccioso, de los que 60 están calificados de graves, se detectaron en Hamburgo (noroeste de Alemania), y casi todos los demás, entre los estados de Baja Sajonia, Schleswig-Holstein y Renania del Norte-Westfalia, según el Instituto Robert Koch de Berlín.

A lo largo de una semana se han contabilizado ya más casos en Alemania de la infección por ese germen patógeno como los que por regla general se registran en todo un año.

Las autoridades sanitarias alemanas anunciaron el jueves que el brote infeccioso tiene su origen en pepinos procedentes de España comercializados a través del mercado central de Hamburgo, un importante centro de distribución regional.

El foco infeccioso fue detectado tras realizar análisis, entre otras verduras, a cuatro pepinos escogidos aleatoriamente del mercado central de Hamburgo, de los que tres procedían de España -uno de ellos de cultivo biológico- y el otro de Holanda, según apuntaron ayer varios medios locales.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50