Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JESÚS SÁNCHEZ LOBATO | Aspirante a rector de la Universidad Complutense de Madrid

"Existe un ambiente de frustración total en la universidad"

"Propongo reducir la docencia de los profesores a partir de los 60 años".- "No me veo de vicerrector si gana alguno de los otros aspirantes"

Es catedrático de Lengua Española en la Facultad de Filología de la UCM, donde fue decano de 1988 a 1996. A Jesús Sánchez Lobato (Noja, 1946) es el candidato menos conocido, según una encuesta de la universidad. Es de los pocos que no se define políticamente durante la entrevista.

Pregunta. ¿Habrá o no elecciones el 6 de abril?

Respuesta. Tenemos una reunión en el Rectorado [prevista ayer por la tarde]. No le puedo adelantar más. Mi posición es de concordia, pero ha habido una negligencia.

P. ¿Preferiría que se mantuviera la fecha?

R. Quiero que se cumpla la ley, eso siempre beneficia a las sociedades civilizadas.

P. Hace 15 años que dejó su puesto como decano. ¿Ha ostentado cargos en ese periodo?

R. He gestionado muchísimos cursos en universidades extranjeras y de España.

P. ¿Por qué se presenta?

R. Porque no me reconozco con la UCM, no me gusta la deriva que ha tomado. No ha liderado la reforma de los planes de estudio y ha perdido peso en investigación. Existe un ambiente de frustración total de los grandes maestros.

P. ¿Por qué cree que es la persona para liderar ese cambio?

R. Tengo las fuerzas necesarias y suficiente gestión a mis espaldas para saber qué cambiar. Pero nadie es capaz de hacerlo por si solo. Si salgo elegido rector, estaré con los mejores.

P. ¿Cuáles son sus respaldos?

R. A mi lado hay muchos profesores reconocidos nacional e internacionalmente.

P. ¿Qué hacer con las capillas en las universidades públicas?

R. Hay unos acuerdos en vigor firmados por el rector. Mientras duren, respetarlos. Después la comunidad universitaria tendrá que plantearse en cada centro si los mantiene, los elimina o los convierte en un centro ecuménico.

P. ¿Cuál es su opinión?

R. Si soy rector, mi opinión no prevalecerá. Será consensuado. Como persona, claro que tengo una postura. El Estado dice que se separen los símbolos religiosos de los civiles. Si yo hiciera un edificio nuevo para una facultad, no incluiría una capilla.

P. ¿Cuáles son sus principales medidas para profesores, administrativos y alumnos?

R. Potenciar que todo pase por el claustro por transparencia. Propongo una reducción de la docencia regular de los profesores cuando cumplan 60 años. A los 63, un 50% y a los 75, un 75%, para que aprovechen ese tiempo para formar a los jóvenes. En cuatro o cinco años, el 40% de los profesores universitarios se jubilan. Deben entrar jóvenes profesores para paliar ese déficit. Y voy a proponer un año sabático cada 10 años para acabar investigaciones (ahora es cada 25). Con relación al PAS, hay que recatalogar al personal, formarlo y hacer dos concursos de traslado anuales como plan de choque.

P. ¿Y para los estudiantes?

R. Una agencia de empleo profesional para los alumnos en el penúltimo año de carrera. Así harán prácticas y les abriremos las puertas a un empleo.

P. Una encuesta de la Escuela de Estadística sobre intención de voto le sitúa entre los menos conocidos que no pasan a la segunda vuelta. ¿Considera que tiene opciones?

R. La he visto. No le di mayor importancia, pero puede ser, a juicio de quienes la hicieron, una tendencia que en aquel momento se tenía. Yo fui el último candidato que se presentó y en mi lanzamiento la prensa no estuvo detrás.

P. ¿Le gustaría ser vicerrector del equipo vencedor?

R. Como no me lo he planteado, no me veo de vicerrector en ninguno de los otros equipos. Sí me veo apoyando a la universidad desde mi puesto de profesor o inclusive en otra opción.

P. ¿Cuál es su hecho diferencial?

R. Mis convicciones, mi gestión, mi pluralidad, acoger siempre a los mejores sean de donde sean. Podrá ser una obviedad, pero es mi punto de partida y de llegada. Con dos nortes: la solidaridad y el cumplimiento del deber, hecho con eficacia, transparencia y libertad. El PDI tendrá que ir a claustro para conformar su plantilla y también el PAS y los presupuestos también se debatirán allí.

P. Otro candidato, José Carrillo, promete retransmitir los claustros por Internet.

R. Todo lo que sea transparencia y autocrítica en libertad es bueno en las instituciones.

P. ¿Considera como alguno de sus compañeros en las elecciones que la deuda de la Complutense se debe a una pésima gestión?

R. Para establecer un buen diagnóstico hay que tener todos los elementos. Yo los he pedido como candidato, pero no me los han dado. Partiendo de esa realidad, debemos hablar por lo que se ha presentado a la Comunidad. Todo hay que analizarlo con cautela y con ojos universitarios. El edificio sin construir de Económicas es mala gestión. El Ayuntamiento de Pozuelo dijo que no estaba aprobado. Se enterró muchísimo dinero. Si además repercute en la remodelación de la Facultad de Físicas, hay que pagar muchos millones de las antiguas pesetas, eso es ejemplo de mala gestión. También lo es cuando se recibe A, se tiene B y no se establecen los cauces necesarios para que el dinero llegue y el asunto acaba en un juicio.

P. Hay otro candidato que se define "ni de izquierdas ni de derechas". ¿Usted proclama su opción política? ¿Le influye?

R. Dentro de los que conformamos esta candidatura hay gente de todos los partidos, yo no he pedido nunca el carné. Cuando fui decano, trabajé con gente del PCE, de CC OO, de la UGT, del PP y del PSOE. Tengo una trayectoria vital clarísima que ahora no es importante.

P. ¿Cómo debería ser la relación con la Comunidad de Madrid?

R. Como con todas las instituciones. Cordiales, dentro cada uno de lo que representa, y estableciendo los parámetros que marca la ley. Hay que retomar y relanzarla para que sean óptimas esas relaciones gobierne quien gobierne.

P. ¿Considera que con algún partido sería más fácil que con otro?

R. No puedo avanzar hipótesis, pero sea cual sea el presidente, el rector de la UCM debe ser exquisito y establecer las mejores relaciones porque representa a una universidad plural.

P. ¿Los colegios mayores deben ser mixtos o no?

R. Eso está obsoleto. Los colegios y la educación mixta ya existen. No es ningún problema. Lo que hay que hacer es gestionarlos bien y potenciarlos. Lo otro no tiene campo de discusión. Estoy a favor de todo lo que significa la igualdad.