Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los aspirantes al trono de la Complutense

Seis hombres se presentan a las elecciones a rector de una UCM entre la suspensión cautelar de los comicios, los problemas de financiación y el debate sobre las capillas en las universidades

Luis Perdices

Luis Perdices es el más optimista de los candidatos. Decano de Económicas y Empresariales, piensa que la Complutense “tiene solución”. Quiere que la universidad se distancie de los partidos políticos, por lo que aspira a ofrecer a la UCM una gestión “independiente, ni de derechas ni de izquierdas”. Sus prioridades son: recuperar el diálogo con las instituciones del campus, que el Claustro vuelva a tener protagonismo y que el Consejo Social recupere su importancia.

José Carrillo

Decano de Matemáticas durante ocho años, José Carrillo (1952) llegó a la Complutense desde París cuando tenía 24 años, y desde entonces no se ha marchado. Fue vicerrector con Berzosa durante su primer mandato, y afirma que vuelve porque las cosas “se han hecho mal”. Cree que la solución para la Complutense es “refinanciar la deuda, como han hecho las comunidades autónomas”, y apuesta por una mayor atención al alumno, dándole oportunidad de cursar sus estudios compatibilizándolos con el trabajo y haciéndoles un seguimiento cuando acaban para ver cómo se insertan en el mundo laboral.

Carlos Andradas

Vicerrector de Profesorado en la UCM, Andradas (1956) ha estado durante los últimos años entre las cabezas visibles de la Complutense. Ahora espera suceder a Berzosa haciendo que los alumnos “se sientan parte de la vida universitaria” y convirtiendo el campus en un lugar destacado en el ámbito internacional. Está orgulloso de lo que se ha hecho hasta ahora, pero admite que ha habido fallos a la hora de negociar la financiación de la UCM con la Comunidad de Madrid.

José Iturmendi

El más cercano de los candidatos al Gobierno regional, José Iturmendi (1947), es periodista y catedrático de Derecho. Nacido en Madrid, se proclama como el representante del cambio que la Complutense necesita. Habla de una universidad “decepcionante” y destaca que hay una apatía generalizada “porque los estudiantes no saben hasta qué punto pueden configurar el futuro de la universidad”.

Patxi Aldecoa

El decano de Ciencias Políticas hasta 2002 está especialmente preocupado por la deuda contraída por la Complutense: “Necesitamos un plan de choque contra el agujero económico”. Patxi Aldecoa (1949), economista y politólogo, vuelve a aspirar al cargo después de presentarse en las elecciones de 2007. Aldecoa buscará ingresos a través de servicios ofrecidos al alumnado, como clases de inglés e informática, para reducir la deuda. Declarado de izquierdas, sin embargo, ofrece su brazo para intentar llegar a un acuerdo con la derecha.

Jesús Sánchez Lobato

Fue decano y vicedecano de la Facultad de Filología de la Complutense. Sánchez Lobato quiere llevar a la universidad “el aliento necesario para su regeneración”. Algunas de sus propuestas son "reducir la docencia de los profesores a partir de los 60 años" y "crear una agencia de empleo para los alumnos en el penúltimo año de carrera". Declara sin tapujos que existe "un ambiente de frustración total en la Universidad".