Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal concluye que hay pruebas suficientes para incriminar a Santiago del Valle por el asesinato de Mari Luz

Afirma que la hermana del acusado ayudó a trasladar el cuerpo de la niña.- Ambos acordaron no delatarse y se traicionaron.- "Frente al mal, solo podemos hacer justicia", concluye la fiscalía

Alfredo Flores, el fiscal del caso Mari Luz, la niña desaparecida el 13 de enero de 2008 y hallada 54 días después muerta en la marisma de Huelva, ha manifestado que el asesinato de la pequeña "no fue en vano": "Murió luchando por su dignidad, no se asustó, no fue vencida". Flores ha dicho que no podemos acabar con el mal, pero "frente a ese mal, solo podemos aportar justicia". "Mejoremos esa justicia y evitaremos riesgos", ha añadido en referencia a la sucesión de errores de la Administración que se dieron en este caso y que permitieron que el principal imputado, Santiago del Valle, no estuviera en la cárcel. El juicio ha llegado al final y Flores ha considerado que hay pruebas incriminatorias suficientes contra Santiago del Valle; que la hermana del acusado, Rosa, ayudó a trasladar el cadáver y llegó a un pacto de silencio con el hermano que luego rompieron; y que Isabel Garcia, esposa del principal acusado, mintió durante el juicio. La familia de la niña, finalmente, no ha comparecido en la sala.

Flores ha afirmado que "este ha sido un proceso penal impecable, con todas las garantías, tanto en su instrucción como desarrollo y terminará con una sentencia justa". Tras los agradecimientos, se ha centrado en el acusado, a quien ha calificado de pederasta y manipulador "que traspasó cualquier barrera, incluso abusando de sus propios hijos". Tiene condena firme por ello (y otras cuatro).

Del Valle es culpable "sin ninguna duda posible". "La muerte no fue accidental, [la niña] tenía contusiones y murió ahogada en el agua, probado por la presencia de diatomeas (algas microscópicas) en la médula ósea de la pequeña. Tampoco muere en otro lugar y después se le echa al agua, sino que estuvo todo el tiempo en el agua, parcialmente sumergida", ha destacado Flores. Los geólogos, con datos científicos, probaron en la sesión de ayer el lugar y la hora (entre las 16.40 y las 17.40) del suceso.

Se han investigado las teorías más inverosímiles, según Flores, hasta llegar a la conclusión clara de que el culpable del asesinato es Santiago del Valle y ha repasado uno a uno los testimonios de los testigos y ha llegado a descartar algunos, como el del taxista que dijo ver a Santiago y Rosa cargando un carrito en un coche aquel 13 de enero, día de la desaparición. "La propia policía hace un informe para descartar ese testimonio", ha manifestado Flores. Pero no le parece relevante porque asegura que "hay material incriminatorio suficiente".

Sobre Isabel Garcia, "que ha mentido en el juicio oral acusando a Rosa del Valle, no quiere decir que mienta en todo". "Las tres primeras declaraciones tienen gran coherencia". Son las que dejan sin coartada a su marido: Se fue a la hora de la siesta, regresó sucio, la amenazó y salieron inmediatamente de Huelva.

De acuerdo con la conclusión final del fiscal, Santiago habría destruido pruebas, por ejemplo, cuando lava la ropa dos veces aquel 13 de enero,"algo que extrañó a su esposa". El pederasta, en palabras de Flores, es "tan listo" que rápidamente reacciona con invenciones cuando algo no casa en sus declaraciones. Además, quiso hablar con el fiscal, durante su confesión en Cuenca, para hacer un trato que le beneficiara. "Además de ser un peliculero, es raro que un inocente quiera hacer un trato". No hubo ninguna coacción, según Flores. "Pero finalmente necesitó confesar y esta es ya una prueba directa (ya se consideró así en el caso de Fago), no una prueba indiciaria".

Mari Luz no se asusta cuando él la toca en el portal y, o bien cae, o bien la zarandea hasta que cae. "Y Santiago, con una rapidez y frialdad increíbles, determina que Mari luz no puede aparecer por allí con vida. Lo decide en décimas de segundo. En ese momento se convierte en un asesino". "Sabe perfectamente que Mari Luz está viva - no hay sangre ni nada- pero decide deshacerse del cuerpo asegurándose de que no hay posibilidad para ella de defenderse y que no se encontraría el cadáver". Usa el más viejo de los dos carritos para meterla. La tapa con un chaquetón. "Sabe que la niña puede despertar en cualquier momento". Actúa rápido. Y el pederasta no busca a Isabel sino a Rosa, porque ella tiene lo que él necesita: un vehículo. "Entre Rosa y Santiago se hace un extraño pacto que después se rompe".

"Recordemos el caso de Ana María Jerez... En zonas de marismas es muy difícil encontrar un cuerpo", explica el fiscal. Un carrito con una niña de 20/25 kilos deforma un carrito. Rosa tuvo que saber que había algo dentro. Pasan a 50 metros del hospital Juan Ramón Jimenez "y la niña hubiera vivido". Rosa, según Flores, no ayudó a tirarla. Esperó en el vehículo. "Santiago se deshace del carrito y su hermana va a lavar el coche". Todo lo que hace Isabel, incluso culpar a Rosa del asesinato, "está dirigido por Santiago". Se han visto y han hablado por teléfono. "Utiliza a su mujer, que está fuera, como instrumento".

"A Rosa se le acusa de ayudar a trasladar el cuerpo, con vida, de la pequeña", ha afirmado la acusación pública. "La explicación que da no es lógica (a esas horas, un domingo, a Carrefour -que sabía que estaba cerrado-). ¿Cómo la convence?: En opinión del fiscal, Santiago le dijo a Rosa: 'el problema lo tenemos los dos, tú también vives aquí [en el barrio de la familia Cortés]',y Rosa tuvo miedo".

"Después acuerdan no delatarse pero se van traicionando poco a poco". Además, las salpicaduras en el coche indican que estuvieron en la marisma, a juicio del fiscal. Rosa lava el coche y niega el golpe reciente. Después va "dosificando" la información que suministra a la policía. "Todo encaja y los acusados no dan una explicación razonable".

Defensa

Manuel Domínguez, defensor de Rosa del Valle, ha mantenido su "convencimiento total" en la inocencia de su cliente apoyándose en "los hechos" y no en hipótesis y presunciones. "Aquí se ha hecho un verdadero canto al indicio por parte del fiscal", ha ironizado Domínguez. "Rosa lleva tres años de prisión provisional, solo por estar imputada. Tres años diciendo que es inocente", ha añadido.

Sobre la ayuda a su hermano, ha dicho que es completamente impensable. "Ella tiene una relación distante y fría con su hermano, 18 años sin verse", ha subrayado, por lo sería "imposible" ese "supuesto pacto" para deshacerse del cuerpo de Mari Luz.

Santiago del Valle y su hermana Rosa han declarado, al terminar la última sesión del juico (de seis horas), que solo están conformes con lo que dicen sus abogados. "Soy inocente y pido justicia, pero en el juzgado, no lo que dicen esos señores en los medios de comunicación", ha dicho nervioso.