Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mujer de Del Valle, a prisión y sin fianza tras culpar a su marido

Isabel García se retractó en un programa de televisión de su testimonio durante el juicio, en el que atribuyó la muerte de la niña Mari Luz a su cuñada

Isabel García, la mujer de Santiago Del Valle, acusado por el asesinato de la niña Mari Luz, no se librará de la prisión tras asegurar en un programa de televisión que su marido mató a la pequeña. La magistrada del Juzgado de guardia en funciones ha ordenado hoy el ingreso en la cárcel y sin fianza de Isabel García por los presuntos delitos de omisión del deber de impedir delitos y por falso testimonio.

La mujer del presunto asesino de Mari Luz ha declarado hoy durante más de dos horas en los juzgados de Plaza Castilla, en Madrid, después de que ayer fuera a declarar ante la policía de forma voluntaria acompañada por periodistas de El programa de Ana Rosa, de Telecinco, en el que se habían emitido unas declaraciones suyas en las que aseguraba que su marido "se cargó a Mari Luz" de forma accidental y se retractaba de su testimonio del pasado día 16 ante el tribunal que juzga el asesinato de la niña, delante del que inculpó a su cuñada. García vuelve ahora a sus primeras declaraciones inculpatorias ante la Policía y en los juzgados en marzo de 2008.

Desde la Comisaría General de Policía Judicial de Madrid en la que declaró, Isabel García fue trasladada a otras dependencias policiales en calidad de detenida para tomarle las huellas dactilares y fotos. Las declaraciones de la esposa de Del Valle han coincidido con el final del juicio en la Audiencia Provincial de Huelva, en el que Santiago y Rosa del Valle, los dos acusados, se han declarado inocentes.

Por otra parte, la juez ha abierto una investigación para desentrañar la actuación de los responsables de la emisora de Telecinco y del programa de Ana Rosa Quintana por el modo y la forma en que Isabel García fue conducida de Sevilla a Madrid y luego a las dependencias policiales, habiéndose declarado el secreto de estas últimas actuaciones.