Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escaso seguimiento del paro en la hostelería de Valladolid contra la ley antitabaco

La jornada de huelga se cerrará con una protesta por el centro de la ciudad a las ocho de la tarde

Prácticamente todos los bares, cafeterías y restaurantes abiertos, salvo algunas excepciones. El paro convocado para hoy en la hostelería de Valladolid contra la ley antitabaco está teniendo un seguimiento muy escaso, si no irrelevante.

La situación es igualmente desalentadora tanto en la ciudad como en la provincia de Valladolid. No obstante, los convocantes esperan congregar a un grupo numeroso de personas en la manifestación prevista para las 20.00 en el centro de la ciudad, y a la que está previsto que acuda el presidente de la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), José María Rubio.

La convocatoria de huelga surgió de la asamblea que reunió la semana pasada a cerca de 300 hosteleros locales. En el sector de la hostelería vallisoletana operan alrededor de 4.200 establecimientos, y lo que piden sus representantes es una vuelta a la ley de 2005 que dejaba en manos de los dueños decidir si se podía consumir tabaco o no dependiendo del tamaño del local o delimitar con mamparas los lugares destinados a fumadores y no fumadores. Son muy pocos los establecimientos que entonces optaron por aplicar la medida que ahora reclaman.

La primera provincia en llevar a cabo un paro por la nueva ley antitabaco, que entró en vigor a primeros de enero, fue Palencia , a la que siguió Valencia. Están previstas más protestas esta semana, en León, Albacete, Pontevedra y Asturias. Los hosteleros siguen sin descartar una convocatoria a nivel nacional.

La FEHR, la Asociación de Cadenas de Restauración y la de Ocio Nocturno cifraron el pasado viernes en torno a un 20% la caída de las ventas por la norma en enero pasado respecto al mismo periodo de 2010. Según un estudio que presentaron, bares y cafeterías vieron bajar la recaudación un 19,14%; los restaurantes, un 14,35%; y los locales de ocio nocturno, un 19,88%.

Un estudio de mercado publicado el pasado miércoles por la multinacional alemana Gfk estima que un 90% de los consumidores gasta lo mismo en el sector hostelero ahora que antes de la aplicación de la ley. Entre los que sí han modificado su consumo, un 8,5% gasta de media seis euros menos por persona a la semana, frente a un 1,5% que ha incrementado su gasto.