Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía considera probado el delito contra la integridad moral de los padres de Marta

El ministerio público destaca el testimonio "estremecedor" de la pareja

La Fiscalía de Sevilla ha destacado el testimonio "estremecedor y de profundísimo dolor" de los padres de Marta del Castillo en el juicio al menor Javier G. El Cuco, agravado por las múltiples versiones del crimen que han ofrecido los implicados. El ministerio público considera probado el delito contra la integridad moral de los padres de la joven sevillana que solicita por los "perjuicios psicológicos probados" tras la explicación del sufrimiento que les ha acarreado la desaparición de su hija. Dos médicos forenses ya reconocieron en un informe las lesiones psicológicas y psíquicas que el crimen les había producido.

Antonio del Castillo ha afirmado abatido a su salida de la Audiencia Provincial de Sevilla: "Hemos perdido la ilusión y la esperanza de que alguno dijera algo sobre el paradero del cuerpo en el juicio. Estábamos esperando que se derrumbaran, pero ya no vamos a sacar nada nuevo en este juicio".

Los padres de la menor desaparecida han declarado "comedidos, serenos, pero transmitiendo mucho dolor", según fuentes de la fiscalía. "Están destrozados y el cambio de versión de los acusados, así como la búsqueda infructuosa del cadáver, han incrementado el dolor de los padres", han añadido las mismas fuentes.

Por otra parte, la ex novia de Miguel Carcaño ha subrayado que el principal implicado abandonó su casa de Camas, a las afueras de Sevilla, la noche del crimen a las 22.50 en primer lugar, y posteriormente le vio de nuevo entrar y salir de madrugada. La fiscalía sitúa el encuentro en la casa de la calle León XIII de Sevilla, donde supuestamente murió Marta, a partir de la 1.30 de la madrugada, lo que encajaría con la presunta salida de Carcaño esa noche.

La fiscalía ha mostrado su rechazo a la agresión sufrida ayer por José Manuel Carrión, abogado del hermano de Carcaño, a manos de varios manifestantes que le propinaron puñetazos y patadas en las inmediaciones de los juzgados. "El letrado solo ejerce el derecho a la defensa. La agresión es absolutamente deleznable", han dicho fuentes del ministerio público. En la sesión del juicio de mañana declararán varios policías que intervinieron en la investigación del crimen.

Mientras, fuentes de la Fiscalía Superior han confirmado que no recurrirán la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que ayer ordenó que un tribunal profesional enjuicie a los cuatro adultos implicados en el crimen, tras rechazar la petición de la fiscalía y la acusación particular para que un jurado popular les juzgue.