_
_
_
_

El Etna entra en erupción

La actividad del volcán ha disminuido en las últimas horas

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El volcán siciliano Etna ha entrado en erupción este jueves de madrugada, expulsando ríos de lava por un cráter de la ladera sureste. Los expertos no descartan que esta explosión volcánica venga acompañada de nubes de ceniza que podría afectar al Valle del Bove.

La actividad del Etna se intensificó durante la tarde de ayer, llegando a su punto álgido en torno a las 22.48, según informa el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia. Las autoridades locales decidieron cerrar por la noche el aeropuerto Fontanarossa, de Catania, con la consiguiente cancelación, desvío o demora de algunos vuelos nacionales. Esta medida fue tomada ante la posibilidad de que el Etna pudiera generar una nube de polvo similar a la que provocó la erupción del volcán Eyjafjalla en Islandia, que trajo consigo la cancelación de 17.000 vuelos en toda Europa.

Más información
El Etna vuelve a rugir
El volcán Etna vuelve a escupir lava sobre Sicilia
Calleja: "Ahora mismo está lanzando unas columnas bestiales de humo"
Una nueva nube de ceniza mantiene la incertidumbre

En este momento, el Etna ha frenado su actividad y los vulcanólogos opinan que no es probable que se vuelvan a producir las explosiones de lava, por lo que se ha reanudado el tráfico aéreo en la zona. No obstante, la situación del Etna está constantemente controlada ya que se trata de uno de los volcanes activos de Europa. Sus últimas erupciones se produjeron en los años 2007 y 2008, pero sólo causaron daños a zonas deshabitadas.

La erupción del volcán italiano, vista desde la provincia de Catania.
La erupción del volcán italiano, vista desde la provincia de Catania.REUTERS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_