Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Hungría afirma que el Danubio no ha sufrido daños

Disminuyen los niveles de contaminación del barro rojo procedente de un vertido de la planta de aluminio por el cual ya han muerto cinco personas

Los niveles de polución del vertido tóxico de barro rojo procedente de una planta de aluminio en el oeste de Hungría han disminuido y el río Danubio no ha sufrido "ningún daño", según ha informado la Unidad Nacional de Desastres. Las mismas fuentes afirman que los últimos datos indican que los niveles de pH en el Danubio oscilan entre 8 y 8,2, una concentración que ellos consideran "normal" aunque el nivel habitual es 7. Sí que es una cantidad inferior al nivel 9 que se había detectado ayer jueves, cuando el vertido alcanzó el río. El incidente se ha cobrado hoy su quinta víctima mortal al fallecer esta mañana un anciano que estaba ingresado con heridas graves en un hospital de Kolontar, según ha informado la portavoz de los servicios sanitarios, Gyorgyi Tottos.

"Estos datos nos dan esperanza y, de momento, no hemos detectado ningún daño en el Danubio", ha declarado un portavoz de la Unidad Nacional de Desastres. Estas autoridades son las mismas que en los primeros días de la catástrofe afirmaban que el barro rojo no llegaría al mayor río de Europa. En el mismo sentido se ha pronunciado el ministro de Interior que ha asegurado que no hay riesgo de una catástrofe biológica o medioambiental en el Danubio, informa la agencia Reuters.

Los servicios de la Unidad están trabajando para reducir los niveles de alcalino con el fin de proteger el Danubio y evitar una mayor catástrofe medioambiental. En el río Raba, se ha colocado un dique submarino para retener el lodo.

El vertido comenzó el pasado lunes cuando se rompió una balsa con restos de aluminio de una empresa minera. A causa de la catástrofe han muerto cuatro personas, cinco están desaparecidas y 150 heridos, a los que hay que sumar los varios cientos de vecinos de los condados de Veszprém, Györ-Moson-Sopron y Vals que han tenido que ser evacuados de sus hogares.