Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso de EE UU obliga a BP a admitir que ha subestimado el vertido de crudo

Los científicos alegan que el derrame del Golfo es 19 veces superior al declarado por la empresa

Exactamente un mes después del hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon, con el vertido de crudo en el golfo de México todavía incontrolado, el Congreso de Estados Unidos ha obligado a la petrolera responsable, BP, a admitir que ha subestimado la magnitud de la marea negra, mientras las primeras ráfagas de petróleo han comenzado a aparecer en los humedales del río Misisipi, una zona de alto valor ecológico, vital para la economía pesquera local.

El pasado 20 de abril, una burbuja de metano incendió la tubería por la que la Deepwater Horizon extraía crudo de un yacimiento a más de siete kilómetros de profundidad. Murieron 11 trabajadores. Dos días después, la plataforma se hundió, y la tubería quedó rota en tres partes. Desde entonces, BP solo ha podido cubrir una de esas roturas. El crudo sigue emanando por las otras dos.

Durante estas cuatro semanas, BP y la Guarda Costera han mantenido que del yacimiento no emanaban más de 5.000 barriles de crudo diarios. Las imágenes que la petrolera ha difundido en los últimos días, de las fisuras por las que fluye el crudo, demuestran, sin embargo, que la fuga es mucho mayor.

Diversos científicos, testificando ante el Congreso, han estimado esta semana que el vertido puede ser hasta 19 veces mayor. Algunos senadores, como la demócrata por California Barbara Boxer, han acusado a BP de "encubrir" la magnitud de la marea negra. "Esto no está funcionando", dijo en conferencia de prensa, el jueves. La petrolera ha admitido a través de diversos portavoces que la magnitud de la marea negra supera sus cálculos iniciales. El sábado emitirá una nueva estimación oficial.

El Gobierno de EE UU se ha apresurado a exigir también a BP una mayor rigurosidad en sus cálculos. En una carta conjunta, la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, y la gerente de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés), Lisa P. Jackson, acusan a la compañía de "insuficiencia en el cálculo y la efectividad de sus esfuerzos". Y le exigen "que haga pública cualquier información relacionada con el vertido de petróleo de la Deepwater Horizon".

A partir de la semana que viene, el Gobierno emitirá sus propias estimaciones. Además, el Gobierno ha puesto un freno al uso generalizado de químicos diluyentes sobre la superficie y el lecho marinos. La EPA, tras una serie de análisis químicos, ha determinado que los que usa BP, de nombre Corexit, no son totalmente seguros para la fauna marina. El jueves le dio a la petrolera 72 horas para identificar otros productos que sean más respetuosos con el medio ambiente. Hasta la fecha, BP ha utilizado en el Golfo 2,5 millones de litros de Corexit.

Diversos agentes del Departamento de Interior han informado este viernes de que han encontrado más animales cubiertos de petróleo: 186 tortugas y 60 aves hasta la fecha. La mayoría de las tortugas y 43 aves han muerto por los efectos del crudo. Además, han encontrado 18 delfines varados en distintas playas.