Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

17 hospitales tratarán la pérdida de grasa facial en personas con VIH

Sanidad determina los centros de referencia, que estarán en 10 comunidades

El Plan Nacional sobre el Sida ya ha decidido qué centros serán los que empezarán el ensayo sobre el tratamiento de la lipoatrofia, un efecto secundario de los medicamentos contra el VIH que se manifiesta porque se pierde la grasa de la cara, lo que provoca una importante deformación, y es causa de discriminación entre los afectados.

Según el listado de la ONG Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (GTT) se trata de 17 centros de 10 comunidades. Andalucía y la Comunidad Valenciana, con tres, están a la cabeza. Los afectados de Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Baleares, Murcia y Extremadura tendrán que viajar si quieren participar en el ensayo.

La decisión es consecuencia de la medida adoptada en febrero, cuando se decidió financiar un plan experimental destinado a 6.000 personas durante tres años, para operarles la cara y evitar una de las secuelas más visibles y estigmatizantes. Después, si los resultados son satisfactorios, se implantará la intervención en todos los sistemas de salud. Esto no quiere decir que todos los hospitales vayan a hacer las operaciones (un simple infiltrado de cara para corregir la demacración producida por los fármacos), pero, si se aprueba, todas las comunidades tendrán, al menos, que financiarlo.