Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Zarra defiende que el almacén nuclear "es seguro y dará trabajo"

Juan José Rubio afirma que la cercanía de la central de Cofrentes no ha beneficiado al pueblo, pero que sí lo haría el ATC.-Los socialistas, Esquerra Unida y los ecologistas rechazan la candidatura

El alcalde de Zarra, Juan José Rubio, ha defendido esta mañana la candidatura de esta población del Valle de Ayora (Valencia) para albergar el almacén nuclear. "El almacén es seguro y dará trabajo. Y no sólo beneficiará a Zarra, sino a todo el Valle de Ayora", ha defendido. La decisión de sumarse a la carrera por el ATC ((Almacén Temporal Centralizado de Residuos Nucleares) la ha tomado el alcalde en los últimos días, "tras ver las noticias" sobre otras candidaturas y hablar "con unos vecinos ingleses" que trabajaron durante años en una instalación de este tipo en Inglaterra. "Hablamos del tema y como dicen ellos, el almacén es como un muerto, que no puede hacerte daño porque los residuos están ya manipulados y empaquetados", afirma Rubio, que esta mañana presentará la documentación en la Delegación del Gobierno en Valencia tras aprobarse anoche la moción que presentó al pleno municipal. La candidatura salió adelante con el apoyo de los cuatro concejales de la Agrupación de Electores de Zarra, que encabeza el alcalde tras su salida del PSPV-PSOE, y la oposición de un concejal del PP. El segundo edil popular se abstuvo y el único concejal socialista no asistió al pleno.

El alcalde sostiene que Zarra apenas se ha beneficiado económicamente de la cercanía de la central de Cofrentes, que está a poco más de 10 kilómetros de la población. "Son los demás pueblos los que han recibido mucho dinero por la nuclear", argumenta. Rubio ha defendido reiteradamente el cierre de Cofrentes y considera que la central ha perjudicado al Valle de Ayora. En cambio, cree que el ATC beneficiará a Zarra. "Traerá dinero, pero sobre todo puestos de trabajo", afirma Rubio, que se declara "seguro" del apoyo de sus vecinos.

Rubio intenta desde hace años desarrollar un polígono industrial al que se han opuesto las localidades cercanas. Con Ayora a la cabeza, los pueblos del valle han protagonizado varias manifestaciones en la zona y en Valencia contra la posibilidad de que se instalara en Zarra una incineradora que nunca se ha aprobado o planta de tratamiento de residuos urbanos. La candidatura ahora para el almacén nuclear levantará ampollas. Rubio da por descontado que habrá "mucha oposición" en el Valle de Ayora. "Yo oí a Zapatero decir que el almacén es imprescindible, y hay que ser solidarios", sentencia el alcalde.

Rubio es alcalde de Zarra desde hace 31 años, la mayoría de ellos bajo las siglas del PSPV-PSOE. El partido, sin embargo, le expulsó a raíz de una denuncia en 2006, por lo que se presentó como independiente a las últimas elecciones municipales. En octubre de 2008 fue detenido por supuestas irregularidades urbanísticas y puesto en libertad tras declarar en un juzgado de Requena que le mantiene como imputado mientras instruye la causa.

Las reacciones a la candidatura de Zarra no se han hecho esperar. El secretario general de la agrupación socialista, Vicente Pérez Valls, ha denunciado la "falta de transparencia" y el "ocultismo" con que el alcalde llevó al plano la propuesta la noche pasada. "Un asunto que ha levantado tanta polémica en todo el país y que puede suponer un cambio trascendental para el futuro de los habitantes de la población e incluso de la comarca, no puede aprobarse de forma urgente y sin ofrecer la información", ha manifestado Pérez Valls, que "sospecha" de intereses urbanísticos en torno a los terrenos disponibles para el ATC.

Acció Ecologista-Agró ha expresado su "oposición contundente" a que Zarra albergue el almacén nuclear. Para los ecologistas, es "una temeridad planificar un almacén temporal de residuos de alta actividad sin haber establecido antes un calendario para cerrar ordenadamente las centrales nucleares". También ha expresado su rechazo el diputado autonómico de EUPV Lluís Torró, que considera que el ATC "no es la solución" y aboga por enterrar los residuos en la propia central de Cofrentes para después cerrarla.

Por su parte, el vicepresidente primero del Gobierno valenciano, Vicente Rambla, ha exigido al Gobierno central que cumpla con su "responsabilidad" y "tome las decisiones" sobre la ubicación del almacén

de residuos nucleares, y ha reprochado que su "falta de decisión" cree "conflictos territoriales". El vicepresidente ha dicho que les gustaría disponer de los informes técnicos y de "todos aquellos elementos que permiten adecuadamente tomar la decisión" sobre qué características debe reunir el emplazamiento, para poder así "valorar adecuadamente" su posición. Rambla ha reivindicado que, con carácter general, el Gobierno valenciano defiende la autonomía municipal, y ha resaltado que es el

Ejecutivo central "quien debe lanzar una propuesta coherente" sobre el mejor emplazamiento para este almacén.

Sorpresa entre los vecinos de Zarra

Todos los vecinos de Zarra (Valencia) consultados por Europa Press se han mostrado hoy sorprendidos por la decisión del Ayuntamiento de postularse para albergar el ATC y han coincidido en que han conocido la noticia por los medios de comunicación. Aunque hay división sobre los beneficios que puede aportar la instalación del almacén de residuos en la localidad, muchos destacan que Zarra ya es un "pueblo nuclear" dada la proximidad de la central de Cofrentes, ubicada a poca distancia y que ya les convierte en zona de riesgo.

Víctor Pérez, vecino del pueblo, afirma que Zarra ya es un "pueblo nuclear" porque la central de Cofrentes, que considera "necesaria", ya está muchos años en la zona. Víctor, que se queja de la falta de información sobre la decisión del consistorio, indica que se debería hacer una nueva central y cerrar la actual.

Por su parte, Santiago Hernández, dueño de un bar de la localidad, señala que los vecinos están divididos por la propuesta, ya que "algunos ven la posibilidad de poder encontrar trabajo en el pueblo, pero otros no lo aceptan". Ha criticado que "el pueblo no tiene nada, está abandonado y sólo le ofrecen cosas que no quiere nadie".

Ángel Pérez se muestra a favor de albergar el almacén porque "toda la gente pueblo es mayor, incluso se va cerrar el colegio y el cementerio nuclear supondrá trabajo y prosperidad para el pueblo". Algunas vecinos no apoyan la decisión del consistorio porque les da cierto temor, aunque reconocen que tienen la central de Cofrentes a 10 kilómetros desde hace muchos años y nunca ha pasado nada lo que le da cierta tranquilidad.

Más información