Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de estudiantes alemanes de 50 universidades protestan contra la reforma europea

Las movilizaciones arrancaron la semana pasada con encierros en distintos centros

Miles de estudiantes de unas 50 universidades alemanas se manifestaron este martes contra la reforma europea de la educación superior (conocido como el proceso de Bolonia) y por la eliminación del cobro de matrículas. Los alumnos protestaron en las principales ciudades alemanas, entre ellas Múnich, Berlín, Friburgo y Colonia. En Berlín, según la policía, fueron alrededor de 5.000 lo manifestantes.

Las protestas comenzaron ya la semana pasada en una veintena de centros superiores, en los que los alumnos ocuparon simbólicamente algunas de sus aulas y otras dependencias, en unos actos en los que se estima que tomaron parte, en varias rondas, también unos 5.000 estudiantes. Las críticas de los universitarios en Alemania se enmarcan en la movilización general contra la reforma de los planes de estudio llevadas a cabo en otros países europeos.

En el caso alemán, al malestar del ámbito universitario contra el proceso de armonización de los estudios superiores se une el descontento por la imposición paulatina del cobro de matrículas universitarias y el deterioro de las condiciones de estudio. Los universitarios consideran que la reforma del sistema actual, por el que las titulaciones tradicionales serán reemplazadas por las de Bachelor (en España se han llamado grados y tienen una duración cuatro cursos) seguidos de máster, implicará la institucionalización de una educación clasista, puesto que sólo accederán a una titulación competitiva quienes se la puedan financiar o se endeuden. Con tambores y silbatos, los estudiantes se manifestaron con lemas como "Para los bancos están dispuestos, por la educación no hacen nada" o "Estamos aquí y hacemos ruido porque se nos roba la educación".

Se trata de unas protestas y unos argumentos muy parecidos a los que esgrimen los estudiantes anti-Bolonia , que el curso pasado lograron incomodar al Gobierno y a los responsables universitarios con sus protestas, que también incluyeron encierros y manifestaciones.

Pero a diferencias de las españolas, las protestas de los estudiantes en Alemania cuentan con el apoyo del gremio docente y de la Conferencia de Rectores de Universidad, que ha instado a los responsables de los "Länder" a garantizar los recursos y la financiación de ese proceso de unificación del espacio universitario europeo. Los gobiernos de los estados federados redactaron en octubre un catálogo de medidas de mejora para la reforma educativa que aún debe entrar en vigor, pero cuya fecha límite acordada por los 49 países europeos inmersos en el proceso es 2010.

Para el próximo 30 de noviembre, los estudiantes han convocado de nuevo manifestaciones en toda Alemania.

La presidenta de la comisión de Educación del Bundestag (Cámara baja del Parlamento alemán), la socialdemócrata Ulla Burchardt, tiene previsto reunirse este miércoles con los líderes estudiantiles para abordar la situación. La ministra de Ciencia y Educación, Annette Schavan, quien la semana pasada instó a sus homólogos regionales a acordar mejoras con la comunidad estudiantil para poner fin a las protestas, ratificó este martes el compromiso del gobierno de la canciller Angela Merkel en materia educativa. "El gobierno federal invertirá 12.000 millones de euros en los próximos cuatro años en Educación, buena parte de los cuales se destinarán a los estudios superiores", afirmó la ministra, en declaraciones a la radio pública Deutschlandfunk.