Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La baja autoestima lleva a la obesidad

La tendencia es mayor en niñas que en niños, según un estudio británico

¿Qué es antes: la baja estima o la obesidad? O, dicho de otra manera, ¿las personas que se quieren menos se descuidan más, o lo que pasa es que cuando se ven feos, dejan de quererse? Un estudio británico hecho con 6.500 personas ha encontrado que tener una baja apreciación sobre uno mismo lleva a descuidar la alimentación, y no al revés. Y que esta tendencia es mayor en las chicas que en los chicos.

El trabajo ha supuesto el seguimiento de los participantes desde los años setenta. Entonces, una enfermera midió su estatura y su peso cuando tenían 10 años. También se les hizo una evaluación psicológica. A los 30, se los ha vuelto a revisar. Según publican investigadores del King?s College de Londres en la revista BMC Medicine, los chicos que tenían una autoestima más baja, los que sentían que tenían menos control sobre sus vidas y los que estaban más preocupados por ganar peso fueron los que 20 años después tenían una mayor propensión a la obesidad.

"Lo novedoso de este estudio es que hasta ahora se ha considerado la obesidad como un desorden metabólico, y lo que hemos encontrado es que los problemas emocionales son un factor de riesgo" para ganar peso, ha dicho David Collier, director del estudio. Y no se trata de "personas con graves problemas psicológicos". "Sus niveles de autoestima y ansiedad están en la parte baja del rango de la normalidad", afirmó.

El hallazgo puede permitir diseñar estrategias para prevenir la obesidad en las que no intervengan sólo consejos sobre la dieta y el ejercicio, sino que incluyan un problema psicológico, han dicho los expertos.

También reabre un debate recurrente sobre otro tipo de problemas de salud, como la relación entre inestabilidad mental y las adicciones.