Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin papel higiénico, ni jabón ni limpieza

Un estudio de FACUA revela que el 11,5% de los aseos de los bares está sucio o muy sucio.- Casi la mitad no tiene listas de precios visibles.- El 27,8% presenta barreras arquitectónicas.

Sucios, sin papel higiénico, ni jabón ni limpieza. Así están los baños de muchos bares españoles a punto de recibir a millones de turistas, según ha comprobado Facua-Consumidores en Acción en 672 establecimientos de 21 ciudades. Se trata de una encuesta en la que se han evaluado una serie de parámetros de calidad relacionados con la obligatoria lista de precios, la conservación de los alimentos, la higiene, la información al consumidor, la accesibilidad para usuarios con movilidad reducida y el cumplimiento de la Ley del Tabaco.

El dato más relevante es que el 48,5% de los bares y cafeterías analizados no cuenta con cartas o listas de precios fácilmente visibles para los usuarios. Pero en el ocultamiento de los precios hay distintos grados. Según los datos de Facua, casi siete de cada diez bares y restaurantes carecen de ellas en la entrada del establecimiento. Una vez en el interior de los locales, el 20% no cuenta con estas listas mientras que el 30% las coloca en un lugar difícilmente localizable.

Aunque las tengas en la mano, no está todo en ellas. El 43,7% de las cartas oculta los importes de las bebidas y, el 7,2%, el de determinados platos. El truco (y la infacción) es recurrir a la expresión "precio según mercado". Otra infracción cometida por el 5% de los locales es que indican que los precios expuestos no incluyen el IVA. Respecto al estado general de limpieza de los establecimientos, la asociación defensora de los consumidores señala que en la inmensa mayoría (94,7%) es alta o aceptable. Este porcentaje desciende en el caso de los aseos, donde el grado de limpieza es aceptable o alto en el 88,4% de los casos, mientras que su higiene es baja o muy baja en el 11,5%. El 10,5% carece de papel higiénico, el 14,2% de jabón y el 7,6% no tiene tapa de váter. Estos locales tampoco facilitan la accesibilidad a personas con movilidad reducida, hasta el punto de que el 27,8% tiene en la entrada un escalón alto sin rampa.

Contra el humo con la comida

Además, las facilidades para personas con discapacidad disminuyen en los aseos, ya que casi el 30% no cuenta con váteres con una barra abatible y el 42% de los servicios carece de espacio suficiente para maniobrar con la silla. La encuesta también analiza otros parámetros de calidad relacionados con la conservación de los alimentos. En este sentido, el 28% de los locales tiene alimentos no envasados sin estar cubiertos o protegidos en vitrinas, a expensas de las moscas. Y según Facua, se trata de una importante carencia en materia de conservación que puede favorecer las intoxicaciones alimentarias. En cuanto a las facilidades para interponer una reclamación, Facua denuncia que casi uno de cada cuatro establecimientos no exhibe en un lugar visible un cartel para informar de la existencia de hijas de reclamaiones a su disposición, algo que resulta obligatorio.

La encuesta de Facua también ha analizado el cumplimiento del la Ley del Tabaco. Entre sus conclusiones destaca que el 20,5% de los establecimientos de menos de 100 metros incumple esta normativa al no mostrar el preceptivo cartel a la entrada que indique si se permite fumar en su interior. Asimismo, un aspecto que llamó la atención a los técnicos es que, en sus visitas, detectaron camareros que estaban fumando mientras trabajaban en 45 establecimientos. En este punto, la asociación aprovecha para denunciar en un comunicado que esta ley deja en manos de los responsables de estos locales dejar fumar a los clientes, por lo que reclama al Ministerio de Sanidad que la modifique para impedir que los no fumadores tengan que respirar el humo del tabaco en el interior de cualquier establecimiento cerrado.