_
_
_
_

United obliga a los obesos a pagar doble billete en la clase turista

La tercera aerolínea estadounidense decide penalizar a los clientes que padecen obesidad.-Según la compañía, el año pasado hubo 700 quejas de usuarios que protestaron por tener que compartir su espacio con personas muy voluminosas

United Airlines, la tercera aerolínea de Estados Unidos, ha comenzado a aplicar desde este miércoles una normativa que obliga a los clientes obesos a que compren dos asientos para viajar en clase turista cuando el avión vaya completo, según ha informado la prensa estadounidense. La decisión, que pretende mejorar las comodidades de todos los pasajeros durante el vuelo, afecta económicamente al 30% de la población adulta del país y al 16% de los niños que padecen la obesidad en EE UU, según el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de ese país.

"Los pasajeros que carguen peso extra en sus propios cuerpos tendrán que pagar por una butaca adicional si quieren volar los 'cielos amigos'", explica el periódico estadounidense Daily News empleando el eslogan corporativo de United, fly the friendly skies. Según ese matutino, entran en la categoría de obesos los pasajeros que no caben dentro del asiento de la clase turista, no pueden abrocharse el cinturón de seguridad o bajar los apoya brazos laterales. La compañía no ha detallado quiénes serán los encargados de aplicar la nueva política, pero en el aeropuerto O'Hare, en Chicago, ha trascendido que los empleados de taquilla y la tripulación recibieron instrucciones de vigilar que el tamaño de los pasajeros se ajuste a los parámetros comentados.

Las restricciones por sobrepeso no son nuevas en la aviación estadounidense
Más información
Faltaba la tasa por ir al lavabo

Las restricciones por sobrepeso no son nuevas en la aviación estadounidense. Anteriormente, compañías como US Airways, Continental Airlines o Southwest Airlines adoptaron medidas que regulaban cuándo un pasajero debía comprar un segundo billete en caso de necesitar más espacio.

Robin Urbanski, portavoz de United, ha asegurado que la empresa aérea tomó la decisión de penalizar a los pasajeros obesos después de recibir más de 700 quejas el año pasado en las que los usuarios del servicio protestaban por tener que compartir su espacio con personas muy voluminosas.

El coste adicional, bien por la compra de un segundo pasaje, bien por cambiar el billete de turista por el de una clase superior (normalmente dispone de butacas más amplias) sólo se aplicaría en el caso de que el avión fuese lleno y la tripulación no pudiese reubicar al pasajero obeso donde hubiese dos lugares libres. En el Daily News, Urbanski precisa que las restricciones de billetes para los obesos serán aplicadas cuando no sea posible encontrar otra solución. "En el presente, es difícil que un vuelo tenga la clase turística completa", ha añadido el portavoz para aliviar el impacto de la decisión.

De acuerdo con la información que consta en el portal de la compañía, United opera más de 3.000 vuelos por día en cerca de 200 destinos estadounidenses e internacionales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_