Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cielo del mes de abril

Unas indicaciones sencillas para admirar los objetos del cielo de este mes

La Luna estará en fase de cuarto creciente el 2 de abril en Géminis, Luna llena el 9 de abril en Virgo, cuarto menguante el 17 de abril en Sagitario y finalmente Luna nueva el día 25 de abril en Aries.

Mercurio es visible durante las primeras fechas del mes, sobre el horizonte de la salida del Sol. A finales de mes está en su mejor posición del año, en el cielo del atardecer. Hacia la primera semana de abril, el planeta tiene un brillo parecido a Sirio y se pone 50 minutos después de la puesta de Sol. Se producirá un bonito panorama a finales de mes, cuando se acerque al cúmulo abierto de estrellas más famoso de todo el cielo, las Pléyades, M 45. Ese día y con un fino creciente lunar cercano se producirá el máximo acercamiento entre los tres objetos, situándose la Luna 2 grados por encima del cúmulo y Mercurio 3 grados por debajo de las Pléyades. Lo mejor para esta visión es usar prismáticos porque visto a través de un telescopio el planeta presenta pocos rasgos y la imagen no es muy buena, dado su cercanía al horizonte. Tanto la fase como el brillo del planeta varía a lo largo del mes, teniendo magnitud -1,0 a primeros de mes, bajando a magnitud 0,4 a finales. Su fase también oscilará de casi un 90% a primeros de mes a un 25% de iluminación a finales.

Venus pasa al cielo del amanecer, alcanzando cada día mayor altura. A primeros de mes tiene una altura muy pequeña, de unos 5 grados una media hora antes de la salida del Sol. Tiene magnitud -4,2; a finales de mes gana media magnitud en brillo, estando también más alto sobre el horizonte de la salida del Sol.

Marte es visible en muy malas condiciones, dada su bajísima altura sobre el horizonte este.

Júpiter es visible antes de la salida del Sol, unas 3 horas antes de que salga el astro rey, con una magnitud de -2,1. Podemos seguir esperando para observarlo ya que en los siguientes meses irá aumentando de brillo, hasta alcanzar su oposición a mediados de agosto próximo.

Saturno es visible toda la noche, en Leo, con magnitud 0,7. Siguen sus anillos de canto; es visible durante toda la noche, en los límites de la constelación de Leo, a mitad de camino entre Régulo y Spica, las dos luminarias de Leo y Virgo. Duplica en brillo a Régulo. Situado a una distancia de 1.280 millones de kilómetros, su luz tarda en alcanzar la Tierra una hora. Los anillos están cada vez más cerrados, este mes presentan un ángulo de 3-4 grados de inclinación. Esta inclinación tan exigua permite una detenida inspección de las lunas del planeta, siendo visibles varias de ellas cerca del disco planetario, destacando entre todas Titán, con magnitud 8. Es interesante durante esta fase de anillos de canto poder observar el paso de los satélites más brillantes por delante del disco planetario, así como las sombras que estos proyectan sobre el disco del planeta.

La magnitud de las lunas es : Rea (9,5), Tetis (10,0), Dione (10,2), Japeto (10,1) y Enceladus (10,5). Con un telescopio de al menos 15 centimetros de abertura serán fácilmente visibles y podremos comprobar su cambio de posición, que es notable en únicamente un intervalo de 10 minutos.

Urano aparece muy cerca del Sol en el cielo del amanecer, lo que hará muy difícil su observación, su magnitud es 6.

Neptuno se sitúa cerca de Júpiter, estando este mes cerca de la estrella Mu Capricornii, de magnitud 5. El brillo de Neptuno es magnitud 7,9.

Plutón se encuentra en su conjunción, por lo que su observación no es posible

El asteroide Ceres sigue siendo visible, con magnitud 7,6, transitando entre las estrellas 40 y 41 Leonis.

Cielo profundo

Comienza la temporada de galaxias primaverales, visibles cada vez en mejores condiciones. Están en todo su esplendor cúmulos como los de Leo, la Osa Mayor y en la segunda parte de la noche, Virgo y Coma. En el cúmulo de Leo hay galaxias como M65, M66, M95, M96 y M105; en la Osa Mayor, la célebre pareja de galaxias M81 y M82, M101, M108 y NGC 2841. En Virgo y Coma tenemos galaxias como M84, M86, M87, M88, M100, M104 (galaxia del Sombrero) y en la vecina constelación de Coma tenemos la famosa espiral de canto NGC 4565.

Eclipses: No hay eclipses previstos durante este mes.

Lluvias de estrellas

Este mes tenemos una lluvia activa, las Líridas. Están asociadas con el cometa Thatcher 1861 I. Este año se espera su máxima actividad en la madrugada del 22 de abril. La Luna no molestará su visión porque está en fase de Luna nueva el día 24. El radiante -el punto desde donde parecen provenir las estrellas fugaces- se encuentra en el borde de la constelación de la Lira, a mitad de camino entre esta constelación y la vecina de Hércules. Bajo condiciones ideales (lejos de las luces contaminantes de las ciudades y sin Luna) se podrán ver unos 20 meteoros por hora. El mejor momento para ver este máximo es un par de horas antes de que comience a clarear.

Cometas

El cometa 2007 N3 (Lulin) es visible con magnitud 10, situándose a los pies de Géminis, al suroeste de la estrella Mebsuta (epsilon Geminorum) de magnitud 3. En esta web es posible encontrar información diaria para conocer la posición de este cometa.

José Ripero es miembro del Centro Astronómico de Ávila