Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una empresa estadounidense subasta la posibilidad de clonar a una mascota

Las cinco personas que pujen más alto conseguirán un clon de su animal de compañía

El perro es el mejor amigo del hombre. Hay personas que no pueden vivir sin sus mascotas y harían cualquier cosa por mantenerlas siempre a su lado. Ahora tienen una nueva oportunidad: la clonación. Una empresa de biotecnología estadounidense subastará la posibilidad de clonar a su perro. Lo conseguirán las cinco personas que pujen más alto el próximo 18 de junio. El precio de salida es de 100.000 dólares (63.832 euros) y ya hay media docena de personas interesadas en participar y conseguir una réplica perfecta de su mascota.

La noticia se ha extendido por medios sensacionalistas y ha llegado hasta la revista científica Science. La empresa es Bioarts International, con sede en California. "Estamos emocionados de anunciar el programa Best friends again (Mejores amigos otra vez, en castellano)", afirma en un comunicado el presidente de la compañía, Lou Hawthorne. "Esta subasta dará a cinco personas muy afortunadas la posibilidad de clonar a sus perros. Y debido a lo complejo que es clonar perros, esta es una oferta muy especial".

La página web del proyecto muestra los casos de tres clones del perro del propio Hawthorne, Missy, que murió en 2002. El proyecto comenzó en 1997 y Hawthorne afirma que no sabe qué es más excitante si "tener tres clones de Missy o ser capaz de ofrecer este servicio a otros".

Algunos científicos, como Rudolf Jaenish, del Instituto Tecnológico de Massachussets, han advertido que prácticamente todos los clones tienen algún problema y que, como Dolly, la primera oveja clonada, pueden desarrollar múltiples problemas de salud y morir de forma prematura, informa Science.

Para llevar a cabo las clonaciones, Bioarts colaborará con el mismo laboratorio surcoreano que creó los clones de Missy y que está dirigido por Hwang Woo-Suk, al que se consideró el padre de la clonación terapéutica hasta que se destapó su fraude: las líneas de células embrionarias humanas clonadas que presentó eran falsas.