Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indemnización récord para las víctimas de abusos sexuales de curas de Los Ángeles

La archidiócesis de la ciudad pagará casi un millón de euros a cada una de las 500 personas sufrieron las vejaciones

La archidiócesis de Los Ángeles ha acordado pagar 660 millones de dólares (478 millones de euros) a 500 víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes en casos que se remontan a los años cuarenta del siglo XX. Se trata del mayor acuerdo de indemnización por este tipo de hechos, según han declarado los abogados de los demandantes.

El pacto, que significa que cada una de las víctimas recibirá más de un millón de dólares, es el mayor alcanzado por la Iglesia Católica en los últimos años tras muchos casos en los que las víctimas buscaron una compensación económica tras haber sufrido abusos por parte de clérigos.

Ray Bouches, el principal abogado de los demandantes, ha afirmado que realizaría este domingo una declaración conjunta con la archidiócesis de Los Ángeles. Estaba previsto que el caso llegara al tribunal superior de Los Ángeles este lunes, centrándose en 12 demandantes que acusan al antiguo sacerdote Clinton Hagenbach de abusar de ellos. Hagenbach murió hace dos décadas.

Si el caso hubiera llegado al tribunal, los abogados habrían tratado de llevar al cardenal Roger Mahony, arzobispo de Los Ángeles, a la incómoda situación de tener que testificar acerca de la respuesta de la Iglesia Católica a estos abusos, registrados entre 1940 y 1990.

Un portavoz de la diócesis de la ciudad, en declaraciones realizadas horas antes de que los abogados de las víctimas anunciaran el acuerdo, afirmó únicamente que las autoridades eclesiásticas planeaban acudir a los tribunales el lunes por la mañana.

El juez que lleva la causa tendría que aprobar el acuerdo que una de las partes del mismo (que no quiso revelar su identidad) cifra en más de 600 millones de dólares.

El mayor pacto colectivo

David Clohessy, director de la Red de Supervivientes de los que sufrieron Abusos por Sacerdotes (SNAP, en sus siglas inglesas), ha declarado que el acuerdo es, con mucho, el mayor pacto colectivo con la Iglesia Católica, aunque un puñado de demandantes han recibido sumas mayores de manera individual.

Se espera que la archidiócesis de Los Ángeles venda propiedades para reunir el dinero comprometido en el acuerdo. Según el diario Los Ángeles Times, la Iglesia Católica posee en la ciudad un patrimonio inmobiliario valorado en 40.000 millones de dólares (29.000 millones de euros).