Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El telescopio de Canarias enfoca su primera estrella

El Príncipe de Asturias ha introducido a la 01.00 de la madrugada peninsular el código que ha puesto en marcha el GTC

Madrid / Garafía (La Palma),

Una estrella doble situada junto a la Polar ha deslumbrado esta noche en la isla de La Palma en el Observatorio del Roque de los Muchachos, de la mano del Gran Telescopio de Canarias (GTC), dotado con el mayor espejo primario del mundo, y que ha apuntado esta madrugada por primera vez al cielo.

El Príncipe de Asturias, Astrofísico de Honor del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ha introducido en torno a la 01.00 hora peninsular, los códigos para la puesta en funcionamiento con éxito de los sistemas de seguimiento de este telescopio, aunque no se inaugurará hasta 2008, pues hasta entonces deberá pasar una fase de pruebas y últimos ajustes.

La estrella captada por este telescopio es de carácter "doble", según los científicos, y se encuentra situada "en la prolongación del eje de la Tierra, y por tanto más cerca del Polo". Finalmente los astrónomos no enfocaron hacia la Estrella Polar, como estaba previsto inicialmente, porque era demasiado brillante y optaron por esta otra de menor magnitud, y por tanto más difícil de observar, y se ha demostrado que el Gran Telescopio de Canarias funciona a la perfección, según los expertos.

Tecnología muy innovadora

Durante el acto, llamado de Primera Luz del telescopio, han acompañado al Príncipe autoridades políticas y científicas, quienes estuvieron en el Observatorio toda la tarde, a donde también ha acudido el guitarrista de Queen, Brian May, que es además astrofísico y tiene ya muy avanzada una composición musical para la inauguración del GTC el verano próximo.

Esta noche sólo doce segmentos del espejo primario del GTC han apuntado al cielo, ya que sólo está acabado un tercio del mismo, pero que una vez completado, estará dotado de 36 piezas hexagonales, que darán lugar al espejo primario de mayor diámetro de entre todos los telescopios, con 10,4 metros.

Según astrónomos del GTC con este telescopio se podrá observar todo aquello que supere un mínimo nivel de fotones, y captará objetos celestes muy distantes y muy débiles, en los confines del Universo. El telescopio será capaz de captar hasta una vela encendida en la Luna o una estrella como el Sol en otra Galaxia.

Será un telescopio para ver el cielo en luz visible y parte del infrarrojo. Este tipo de grandes telescopios, una nueva generación de máquinas científicas que han puesto en marcha una revolución en la astronomía, está dando a los astrónomos acceso al universo más lejano con gran resolución y con tiempos de observación relativamente breves porque sus enormes espejos captan mucha luz. También la detección indirecta de los planetas extrasolares y los detalles de galaxias están a su alcance. El observatorio español y sus futuras cámaras, según sus responsables, es especialmente idóneo para estudiar galaxias activas, discos de materia en los que se están formando planetas y regiones de otras galaxias donde nacen nuevas estrellas.

36 segmentos hexagonales

El espejo del GTC no es de una pieza única sino que estará formado por 36 segmentos hexagonales que actuarán como una superficie de 10,4 metros de diámetro. De momento están instalados 12 de los 36. Un sistema de actuadores mecánicos controlado electrónicamente mantiene en su posición precisa cada uno de los segmentos. Se trata de una tecnología muy innovadora y al principio muchos la consideraban arriesgada. Sin embargo, los dos telescopios Keck estadounidenses, (en Hawai), de diez metros cada uno, para los que se desarrolló la idea de los espejos segmentados, están en pleno funcionamiento científico desde 1993 y 1996 respectivamente.

Otros telescopios del mismo rango, como los cuatro VLT del Observatorio Europeo Austral, en Chile, el Subaru Japonés, también en Hawai, o los dos Gemini (en Chile y en Hawai) han utilizado otra tecnología de espejo avanzado, de una sola pieza, muy delgado y también sostenido por actuadores.