Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU promete reducir los gases contaminantes pero no suscribirá el Protocolo de Kioto

China y Brasil informarán del impacto del cambio climático en sus respectivos territorios tras diez años de reticencias

El Gobierno de Estados Unidos ha reiterado hoy que por ahora no suscribirá el Protocolo de Kioto, pero ha asegurado que mantendrá su plan de acción para bajar sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 18% para 2012. "Estamos mucho más comprometidos [con la lucha contra el cambio climático] que otros países", ha señalado el negociador estadounidense Harlan Watson, durante la X Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 10).

EE UU ha subrayado que "no es el momento apropiado" para adherirse al Protocolo "por varias razones, técnicas y económicas". Según la administración de George W. Bush, las transformaciones que deberá emprender el país, el mayor contaminante del mundo, y los recursos financieros que debería destinar para cumplir con los objetivos del Protocolo comprometerían su desarrollo económico. "Estamos dispuestos a seguir trabajando y cooperando con otros países, el sector privado y las ONG para alcanzar nuestros objetivos, pero siempre preservando el desarrollo económico", ha manifestado Watson.

Mediante el Protocolo de Kioto, firmado en 1997, los países industrializados se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel no inferior al 5% registrado en 1990 en el período comprendido entre 2008 y 2012. EE UU, que intervino activamente en el diseño de ese programa pero que finalmente no se adhirió a él, tiene su propio programa de reducción de emisiones, que prevé una disminución del 18% entre 2000 y 2012. Watson ha asegurado que su país ha logrado bajar las emisiones en el 4% sobre los niveles de 1990, cuando EE UU aportaba el 36,1% del total mundial de dióxido de carbono.

El anuncio de Brasil y China

Mientras en la convención que se celebra en Buenos Aires hasta el próximo día 17 ya se plantea qué sucederá después de 2012, cuando venza el Protocolo de Kioto, EE UU se niega a iniciar negociaciones sobre las acciones que el mundo deberá asumir a partir de ese año para mitigar el cambio climático. "Todavía tenemos muchas lecciones que aprender de la implementación de Kioto", ha sostenido Watson, quien ha añadido que EE UU quiere evaluar los resultados del Protocolo antes de deliberar sobre el futuro "después de 2012". Kioto se comenzará a aplicar el próximo año gracias a que en septiembre pasado Rusia ratificó el pacto, con lo cual se alcanzó un compromiso de los países que en conjunto aportan el 61,6% de los gases de efecto invernadero.

Por otro lado, China y Brasil han anunciado hoy que el próximo viernes darán a conocer en Buenos Aires los detalles de cómo ha impactado el cambio climático en sus respectivos territorios tras una década de reticencia. La decisión ha generado una gran expectativa entre las delegaciones que participan en la reunión. La importancia del paso que darán China y Brasil radica en que se trata de dos naciones en desarrollo que han alcanzado un alto grado de industrialización en los últimos años y hasta ahora no habían accedido a presentar sus "comunicaciones nacionales".

El representante de Brasil ha señalado que "para el Grupo de los 77 (los países en desarrollo) y China la preparación de las comunicaciones nacionales es sumamente importante y una muestra de ello será la presentación del viernes". La difusión de estos informes también permitirá conocer qué medidas tienen previsto adoptar las autoridades chinas y brasileñas para mitigar los efectos del calentamiento global en esas naciones.