Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La NASA arriesga uno de sus vehículos de exploración marciana en una peligrosa misión

Enviará el 'Opprtunity' a un cráter del que podría no salir por la pendiente

La NASA enviará la próxima semana el Opportunity a una misión que podría paralizarlo irremediablemente. La agencia espacial asegura que el valor científico de la misión está por encima del peligro que el vehículo de exploración marciana pudiera afrontar al entrar en el cráter Endurance, del que a lo mejor no puede salir por su empinada ladera.

El Opportunity, que en marzo confirmó la existencia de agua en el pasado remoto del planeta, ha analizado durante los últimos días los beneficios científicos de la exploración del cráter y la seguridad de sus laderas. Si la inclinación de éstas no es demasiado abrupta y permite el descenso del explorador, la misión comenzará la próxima semana, dijo una fuente de la NASA.

El descubrimiento más importante de la misión de los exploradores marcianos ocurrió en marzo pasado en el cráter Eagle, donde el Opportunity halló una textura rocosa y una corteza estratificada que constituían una prueba concreta de que el lugar había sido el lecho de un lago o un mar salado. Esa misma composición rocosa se ha detectado ahora en el fondo del cráter Endurance, con estratificaciones que son más gruesas y antiguas, dijeron los científicos de la agencia espacial. "Esta es una decisión crucial y cuidadosa en la extendida misión de los vehículos de exploración marciana", dijo Edward Weiler, administrador de Ciencias del Espacio de la NASA.

El vestigio de un ambiente húmedo encontrado por el Opportunity pudo haber sido apropiado para el surgimiento de la vida como la conocemos en la Tierra, según los científicos. Sin embargo, las capas superiores del cráter Eagle estaban sobre expuestas y las del Endurance, mucho más inferiores, podrían revelar cuál fue el ambiente que reinaba en Marte en tiempos todavía más remotos.

Richard Cook, director de proyectos del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena (California), manifestó que para llegar a las rocas más antiguas del Endurance el vehículo tendrá que recorrer entre 5 y 7 metros del cráter, que tiene un diámetro de unos 130 metros. "Iremos poco a poco, nos acercaremos al objetivo de manera tangencial. El plan es analizar las rocas expuestas durante varios días y después volver marcha atrás para salir del cráter. La inclinación entre el fondo y el borde es de unos 25 grados", señaló.

Los científicos de la agencia espacial habían previsto un funcionamiento máximo de tres meses para el Opportunity y el Spirit, que descendieron sobre el planeta rojo en enero de este año. La paralización de los exploradores tenía que ocurrir a medida que sus paneles solares que proporcionan la energía para su funcionamiento quedaran cubiertos por el polvo marciano. Sin embargo, eso no ocurrió y los vehículos continuaron su misión y las autoridades de la NASA creen ahora que ésta podría extenderse hasta septiembre.