_
_
_
_
_

El vestido de Sybilla con el que Anna Castillo ha rendido un homenaje velado a Ana Belén en los Goya

La actriz ha lucido uno de los icónicos modelos de hilos invisibles de la diseñadora. La cantante y presentadora de la gala ha llevado en varias ocasiones uno muy parecido, considerado ya pieza de museo, el modelo España

Anna Castillo, a su llegada a la 38ª edición de los Goya.
Anna Castillo, a su llegada a la 38ª edición de los Goya.Carlos Álvarez (Getty)

Un sol, una cruz y un toro. Como si fuera una imagen de la Gestalt, que cambia en función del enfoque de la mirada, la diseñadora mallorquina Sybilla Sorondo creaba en 1996 el vestido España, uno de los más celebrados de la moda española contemporánea, la pieza que presidía la exposición que se le dedicó a la diseñadora en la Fundación Canal hace dos años y que merece su propia ficha técnica en el Museo del Traje. “La originalidad de su diseño está focalizada en su parte delantera, más concretamente en el torso, confeccionado a base de formas recortadas y redondeadas, unidas con hilos de nailon invisibles, formando una especie de mosaico sin aristas”, describe la institución.

Anna Castillo, a su llegada a la ceremonia.
Anna Castillo, a su llegada a la ceremonia.CESAR MANSO (AFP via Getty Images)

Sybilla, que para entonces vendía, y mucho, fuera de España, sobre todo en Japón, había dejado de desfilar y estaba centrada en su línea de moda más accesible, llamada Jocomomola, y en la apertura de su tienda en París. Pese a su carácter tímido, era la mayor exponente de lo que en aquel momento se llamaba “la moda de España”, el impulso institucional que el Gobierno dio a los creadores nacionales tras la Transición para intentar vender una estética competitiva en el exterior. Ella fue la que lo logró, hasta el punto de que Louis Vuitton, que por entonces era una marca solo de marroquinería, le encargó a la mallorquina una colaboración para su serie Icon, en la que la casa francesa daba y da espacio creativo a artistas para que reimaginen su icónico monograma. Sybilla diseñó un muy contemporáneo bolso con paraguas incorporado. Lo que no sabía era que, en el acto de presentación, el vestido de su colección de 1996 que le cedería a Blanca Li se convertiría en su obra cumbre.

Ana Belén, vestida de Sybilla, con Rafa Sánchez y Miguel Bosé, en la gala contra el sida celebrada en 2011 en el hotel W de Barcelona.
Ana Belén, vestida de Sybilla, con Rafa Sánchez y Miguel Bosé, en la gala contra el sida celebrada en 2011 en el hotel W de Barcelona.Robert Marquardt (WireImage)

Pero en el imaginario nacional este vestido, confeccionado con el famoso hilo invisible de Sybilla, no se asocia a Blanca Li, la primera en llevarlo, sino a Ana Belén, que lo ha lucido en varias ocasiones, más recientemente en 2011 en la gala contra el sida o en 2022, durante un homenaje a Manolo Tena. Elena Anaya también ha llevado esta pieza de coleccionista, la lució en 2002 durante la ceremonia de los Goya. Sybilla Sorondo, que vistió al personaje de Marisa Paredes en Tacones lejanos, es una habitual en el armario de las grandes damas del cine español, pero hacía tiempo que la diseñadora no volvía a mostrar su famoso hilo invisible de los años noventa. Sus apariciones, siempre a medida, en la alfombra roja, se habían centrado en la mezcla de colores y los patrones geométricos.

Dos de los vestidos de Sybilla. Se expusieron en la muestra 'Sybilla. El hilo invisible', que abrió en septiembre de 2022 en la Sala Canal de Isabel II de Madrid.
Dos de los vestidos de Sybilla. Se expusieron en la muestra 'Sybilla. El hilo invisible', que abrió en septiembre de 2022 en la Sala Canal de Isabel II de Madrid.David Benito (Getty Images)

En la 38ª edición de los Premios Goya, la actriz Anna Castillo ha aparecido en la alfombra rosa de Valladolid con un vestido muy similar al mítico vestido España, con hilo invisible y un escote que parece desprendido de la parte inferior. Dado que Sybilla realizaba a medida con esta técnica muchos vestidos por encargo durante la década de los noventa, no se puede datar la fecha de creación. De hecho, se especula con el hecho de que la actriz haya sido la elegida para anunciar veladamente la vuelta de la diseñadora, que hoy vive alejada del foco mediático en Mallorca y solo diseña prendas para clientas y amigas de confianza. Sybilla ha regresado a la moda varias veces, pero nunca con los elementos que la convirtieron en mito; el crespón de seda negro y efecto trampantojo con hilos de nylon. ¿Es el vestido de Anna Castillo un homenaje a Ana Belén, presentadora de la gala?, ¿o un guiño al regreso más esperado en la moda nacional?

Elena Anaya, con un vestido de Sybilla en los Goya de 2002.
Elena Anaya, con un vestido de Sybilla en los Goya de 2002.Carlos Alvarez (Getty Images)
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_