_
_
_
_
_

“A los pobres les gusta verme linda”: así usó Eva Perón la moda como herramienta política

Ha aterrizado en España el libro ‘Evita frente al espejo’, que hace un recorrido por la evolución de la vida de la primera dama analizando cómo entendió desde muy joven el gran poder de la imagen

Eva Perón
Eva Perón en una imagen de archivo.Agencia Getty (Getty)

Eva Perón leída desde la ropa. La política argentina es un icono del feminismo latinoamericano. Sobre la también actriz se ha escrito mucho a lo largo de los años, se han producido decenas de documentales y películas. A pesar de ello, muchos aspectos de su vida continúan siendo un misterio. Aunque su vida fue muy corta, murió a los 33 años, es uno de los personajes más importantes de la historia de Argentina.

El libro Evita frente al espejo: ensayos sobre moda, estilo y política en Eva Perón (Ampersand, 2023) reúne ensayos que recorren la figura de Perón a través de la moda escritos por algunos de los mayores especialistas argentinos en historia de la alta costura. “Para la oligarquía, Perón era una vulgar, arribista, no sabía vestirse, pero no era cierto, la ropa le permitió surfear los prejuicios de la clase social”, ha explicado el editor y autor del libro, Marcelo Marino, en su presentación este lunes en la Casa América, en Madrid. Aunque la moda siempre fue una gran protagonista de su discurso político, hasta ahora nunca se había escrito con tanta profundidad al respecto. Muchos recuerdan todavía aquella frase que Perón le dijo a Franco durante su gira por Europa en 1947: “A los pobres les gusta verme linda. No quieren que los proteja una vieja mal vestida. Ellos sueñan conmigo y yo no puedo decepcionarlos”.

Eva Perón
Madrid, 9 de junio de 1947. Eva Duarte de Perón, esposa del presidente de Argentina, saluda desde el balcón del palacio de Oriente a la multitud que la aclama. A pesar del calor madrileño, la primera dama no renuncia a lucir su abrigo de visón.efe

La directora de Ediciones Ampersand, Ana Mosqueda, ha explicado en la presentación del libro que esta obra nació como un intento de comprender al personaje de Eva Perón en todas sus aristas, sin caer en frivolidades ni en partidismos, pero con la hipótesis subyacente del uso político que hizo de la moda. Para los autores, el reto más grande a la hora de empezar a escribir el libro fue definir qué formaba parte de la historia y dónde empezaba el mito que se había creado alrededor de la figura de Evita: “Nunca se había hablado tanto de la moda en el personaje”, confiesa Marino.

La ropa siempre fue una parte importante en la historia de Perón, primero para superar los prejuicios de la clase social y después para escalar hasta convertirse en primera dama. Perón llegó a los 16 años a Buenos Aires para trabajar como actriz y modelo, y fue entonces cuando descubrió el poder de la moda. “Le permite transformarse, entiende su poder”, asegura Marino. En esos primeros años, según relata el libro, Perón se apoyó en modistas, colaboradoras y asistentes que la ayudaron a crear su propio estilo.

Eva Perón
En la imagen, Evita da el saque inaugural de un torneo infantil de fútbol, en Buenos Aires.Keystone (GETTY IMAGES)

Más adelante, en su carrera política la moda se volvió un instrumento político. Un gran ejemplo de esto fue la gira que hizo por Europa en 1947. Cuenta una de las autoras del libro, Laura Zambrini, que por cuestiones internas del Gobierno Peronista se decide que sea ella quien haga la gira: “Una mujer tan joven y bella como ella atrajo masas, y esto le dio mucha visibilidad. Fue realmente disruptivo para la época”, asegura Zambrini.

Perón tuvo además la inteligencia de adaptarse a lo que vio. Europa vivía la pobreza de la posguerra y, cuando la primera dama argentina llega a Italia y ve el panorama, decide cambiar su estilismo para optar por un peinado en rodete. Allí, reza el libro, Perón conoce a todas las grandes casas de alta costura de Europa que después la buscan para trabajar con ella.

La primera dama argentina fue, entre otros, clienta de diseñadores como Christian Dior, Jacques Fath o el zapatero Salvatore Ferragamo. Su vida fue una compleja relación entre el discurso peronista y la construcción de su imagen pública: “La alta costura en su cuerpo adquiría un significado de resistencia en el poder. Las clases de la alta sociedad la veían como una mujer vulgar”, afirma la autora.

Eva Perón
Perón y Eva se preparan para asistir a la primera gala de la temporada del Teatro Colón en 1949, una función que aún hoy es un acontecimiento cultural. Fusco llegó a ser Fusquito para Perón, un trato que finalmente le abrió las puertas a la intimidad del matrimonio presidencial.Pinélides Fusco

Marino asegura que la vinculación de Eva Perón con el lujo fue visto por otra parte como una contradicción frente a su discurso social con los más necesitados: “No es fácil encontrar otro nombre que le haya dado a la alta costura este uso tan intensamente político y a la vez tan trascendente”.

Se cree por otra parte que los cambios de vestuario de Eva Perón estaban estudiados y eran acordes con las actividades que marcaba la agenda. En España, sorprendió mucho cuando en mitad de la calurosa primavera se presentó con un abrigo de piel en uno de sus multitudinarios eventos. Para Marino esto fue un acto brillante: “La moda es romper esquemas, y ella quería hacerlo en Madrid”. Para sus detractores fue un error ante la situación precaria que vivía España después de la Segunda Guerra Mundial. Nunca llueve a gusto de todos, ni siquiera tratándose de Evita.

La portada de 'Evita frente al espejo'.
La portada de 'Evita frente al espejo'.

Son estos icónicos trajes los que el diseñador argentino Pablo Ramírez ha representado una espectacular colección compuesta de 16 trajes en un desfile que sucedió a la presentación del libro. En él, el rodete, los tacones y los prendedores acompañaron a los trajes de sastre y después a los largos vestidos que han logrado sobrevivir a lo largo del tiempo como símbolos de la moda en un enclave perfecto como es el Palacio de Linares. “Eva Perón puede ser la primera influencer del Siglo XX, un ícono sin precedentes”, afirmó Ramírez.

Muchas mujeres que están en política consideran a Perón como un referente. Al igual que ella, utilizan la moda como un arma de comunicación política. Fue el caso de la princesa Diana o de Jacqueline Kennedy. Sin embargo, para Marino no tienen el mismo significado: les faltó el conflicto de clase. “Evita fue la imagen de la transformación en Latinoamérica”.

Sobre la firma

Lucía Franco
Es periodista de la edición de El PAÍS en Colombia. Anteriormente colaboró en EL PAÍS Madrid y El Confidencial en España. Es licenciada en Comunicación Social por la Universidad Javeriana de Bogotá y máster de periodismo UAM-EL PAÍS. Ha recibido el Premio APM al Periodista Joven del Año 2021.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_