Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias estará en la comisión que controla el CNI y tendrá acceso a los secretos de Estado

Sánchez mete a su socio de coalición en los órganos más sensibles del Gobierno

Pablo Iglesias CNI
Pablo Iglesias, la pasada semana en el Congreso.

El vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, formará parte de la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia, que coordina los servicios de información del Estado, según ha adelantado El Mundo y han confirmado fuentes gubernamentales.

La presencia de Iglesias en esta comisión supone que tendrá acceso a los secretos de Estado y estará obligado a guardar reserva sobre los mismos. Las fuentes consultadas estiman que su inclusión en esta comisión responde al propósito del presidente Pedro Sánchez de implicar a su socio en las áreas más sensibles de la acción de Gobierno, como la mesa de diálogo con la Generalitat de Cataluña, de la que también formará parte.

La Ley Reguladora del CNI, de 2002, prevé que la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia esté presidida por la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Presidencia y que la integren los ministros de Exteriores, Defensa, Interior y Economía; además del director de Gabinete del presidente, el secretario de Estado de Seguridad y el director del CNI.

La ley también prevé que puedan ser convocados a sus reuniones “los titulares de aquellos otros órganos superiores y directivos de la Administración General del Estado que se estime conveniente”.

Esta previsión abría la puerta a la posibilidad de que Iglesias pudiera participar en las reuniones de la comisión sin necesidad de modificar el decreto de 2011 que fija la composición de las comisiones delegadas del Gobierno. Sin embargo, el pacto entre Sánchez e Iglesias pasa porque este se convierta en miembro de pleno derecho de la comisión y no un mero invitado a algunas de sus reuniones, lo que obligará a modificar el decreto y añadir a la lista de miembros al vicepresidente segundo para Asuntos Sociales y Agenda 2030, pese a que su área de competencia no tiene relación alguna con la seguridad del Estado.

Iglesias nunca ha ocultado su interés por los servicios de inteligencia y en febrero de 2016, cuando hizo su primera oferta de coalición a Pedro Sánchez, ya exigió una vicepresidencia del Gobierno de la que dependiera el CNI.

Iglesias será el único representante de Unidas Podemos en la Comisión Delegada de Asuntos de Inteligencia, ya que el resto de sus miembros son del PSOE o no están afiliados a ningún partido, como es el caso de la nueva directora del servicio secreto, Paz Esteban. Entre las funciones de la comisión figuran proponer los objetivos anuales del CNI, que se plasman en la Directiva de Inteligencia firmada por el presidente del Gobierno; realizar un seguimiento de su desarrollo; y velar por la coordinación del servicio secreto con los servicios de información de la Policía y la Guardia Civil.

Aunque el líder de Podemos tiene la categoría de vicepresidente segundo, las fuentes consultadas aseguran que, en ausencia de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, la comisión será presidida por la ministra de Defensa, Margarita Robles, en cuyo departamento está encuadrado el CNI, ya que el cargo de Iglesias no figura entre los que ley señala como miembros de la comisión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >