Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco levanta las restricciones sobre la zona del vertedero de Zaldibar

Un foco de fuego se ha reavivado esta noche en el basurero. Un retén trabaja en el control del incendio

Humo que emitían los incendios del vertedero mientras permanecían activos. En vídeo, relato cronológico de la crisis del vertedero.

Los responsables de salud del Gobierno vasco han levantado las restricciones que recomendaban a los 50.000 vecinos de la zona del vertedero derrumbado de Zaldibar no hacer deporte en el exterior ni ventilar sus casas. La escombrera colapsó el pasado día 6 y dejó a dos trabajadores aún desaparecidos. El estudio refleja que se ha reducido la cantidad de sustancias peligrosas como las dioxinas, furanos y PCB que se registraron en el entorno de estas poblaciones. Las muestras se recogieron ente el 10 y el 16 de febrero. Los científicos han destacado la importancia de analizar durante varios días el estado del aire para así apreciar la tendencia existente. La decisión se fundamenta en que los resultados no expresan peligro y que las llamas que emitían esas sustancias se apagaron este martes.

Sin embargo, un foco de fuego se ha reavivado esta noche en el vertedero. El alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal, ha informado por medio de las redes sociales de la reactivación del incendio, que es visible desde poblaciones del entorno, según Efe. El retén que permanecerá en el vertedero durante la noche trabaja en el control del fuego, que había quedado extinguido el pasado martes, aunque los técnicos no descartaron la posibilidad de que pudiera reactivarse.

Las localidades cercanas Ermua, Eibar y la propia Zaldibar han manifestado en las últimas fechas su descontento sobre la gestión del caso por parte del Ejecutivo regional. Los primeros análisis del aire revelaron que los datos no revestían peligro a menos que se tratara de una exposición prolongada e intensa, aunque la Administración planteó aun así esas indicaciones. 

La comparecencia se ha producido en la Dirección Territorial de Sanidad, ubicada en Bilbao. Allí ha intervenido Begoña Jiménez, la investigadora del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que ha seguido el caso por sus conocimientos sobre la materia. La han acompañado el viceconsejero vasco de Salud Pública, Iñaki Berraondo, y varios especialistas sanitarios. Allí se ha explicado que se han apoyado en nueve análisis y que estos no muestran riesgo alguno.

Las muestras se recogieron cuando los incendios de los residuos de las lenguas deslizadas aún permanecían activos y arrojaban humo sobre la comarca. Los responsables de medir su grado de salubridad son los laboratorios del CSIC en Madrid, que invierten entre tres y cinco días en practicar sus informes. También se ha anunciado que seguirán analizando la calidad del aire y del agua pese a los datos positivos que han expresado este jueves. 

La situación de desconfianza social se ha reforzado con situaciones como las que ha denunciado este jueves el Ayuntamiento de Zaldibar. El Consistorio ha alertado de una posible estafa al detectar la presencia en el municipio de vendedores de filtros para depurar el agua y estudios para determinar la calidad del suministro. Estos revelaron que el agua podía beberse con normalidad, aunque muchos vecinos han preferido comprarla embotellada durante esta crisis. 

El clima preelectoral se ha dejado notar desde que se produjo el derrumbamiento. Los grupos de la oposición han cargado contra el partido en el Gobierno, el PNV, por su gestión del suceso, y han criticado al lehendakari, Iñigo Urkullu, a quien han acusado de falta de empatía con las familias de las víctimas. Este asumió "los errores" que hubieran "podido cometer" y solo contó con el apoyo del PSOE, su socio en la Lehendakaritza. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Más información