Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos afirman en el juicio a Trapero que se destruyó el plan para detener a Puigdemont

Dos mandos del cuerpo respaldan una de las principales líneas de defensa del ‘major’

Josep Lluís Trapero, a su llegada a la Audiencia Nacional, este febrero.
Josep Lluís Trapero, a su llegada a la Audiencia Nacional, este febrero. Europa Press

Dos altos mandos de los Mossos respaldaron este miércoles una de las principales líneas de defensa esgrimidas por el major Josep Lluís Trapero en el juicio donde se le imputa un delito de rebelión por connivencia con los dirigentes independentistas del procés. El comisario superior Joan Carles Molinero y el comisario Rafael Comes, exjefe de Información del Cuerpo, confirmaron la existencia de un plan para detener al president Carles Puigdemont y al resto de miembros del Govern si lo solicitaba una autoridad judicial. Un operativo “confidencial” del que ofrecieron detalles y que se plasmó, según expusieron, en una hoja de Excel que se “destruyó” cuando ya no hacía falta.

“El día 25 de octubre de 2017, el major nos llama a mí y al comisario Ferrán López a su despacho y nos dice que, ante la posible e inminente declaración de independencia que pueda hacer el Parlament, será necesario establecer un dispositivo para el caso en que nos llegara una orden judicial de detención del president o de miembros del Govern”, subrayó este miércoles Molinero, que añadió que esa orden se dirigió a ambos comisarios superiores para que elaboraran “con la máxima discreción” este plan. “Decidimos no hacerlo por escrito. Ni los propios comisarios e intendentes que debían ejecutarlo lo conocían”, remachó.

Comes, que declaró a continuación, ofreció más detalles. Según su versión, Molinero contactó el 27 de octubre de 2017 con él y le entregó “una hoja Excel donde estaba el reparto de las detenciones”. En el documento se detalla la pareja de agentes que debía arrestar a cada miembro del Govern: un intendente y un comisario arrestarían a cada consejero; y los dos comisarios superiores a Puigdemont. “Yo era el encargado de coordinar las detenciones y de tener la interlocución con el juez instructor. Yo solo le pregunté donde estarían custodiados y me dijo que en el complejo central de Egara; y cómo los iban a trasladar y me dijeron que, en su caso utilizarían, un helicóptero si fuera necesario y el grupo especial de intervención”, dijo este miércoles Comes.

Durante el juicio, la Fiscalía ha puesto en duda la existencia de este plan, aunque la actual cúpula de la policía autonómica defiende que existió, según consta en un documento enviado a la Audiencia Nacional el pasado julio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información