Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Testaferros, premio de la lotería y casas: la red de blanqueo del narco que se fugó del hospital de La Línea

La policía detiene a la novia y los padres de Samuel Crespo, lugarteniente de ‘Los Castaña’, por ayudarle supuestamente a blanquear 500.000 euros

Agentes de la Policía Nacional, en una operación policial en Algeciras.
Agentes de la Policía Nacional, en una operación policial en Algeciras. EFE

Con él empezó todo. Su asalto y fuga del hospital de La Línea de la Concepción, en febrero de 2018, reveló cómo hacía tiempo que el principio de autoridad se había esfumado del submundo del narco en el Campo de Gibraltar. Por eso y, sobre todo, por ser el lugarteniente de los poderosos reyes del hachís —los hermanos Tejón conocidos como Los Castañas— Samuel Crespo acabó detenido cuatro meses después. Desde entonces está en prisión, pero la investigación en torno a él estaba lejos de acabar. Ahora, su pareja sentimental y sus padres han acabado detenidos por ayudarlo supuestamente a blanquear hasta 500.000 euros.

Testaferros, un premio de la lotería, hasta cuatro propiedades, un coche de alta gama; pero una “actividad laboral inexistente”. Eso es el entramado que la Policía Nacional ha conseguido destapar sobre la forma en la que la familia de Crespo lavaba el dinero supuestamente procedente de los beneficios que genera el narcotráfico en el Estrecho. Fue el alto nivel de vida de la novia del traficante, pese a no contar con trabajo conocido, el que puso a los investigadores tras la pista del patrimonio del lugarteniente de Los Castañas el pasado mes de junio. La mujer vivía en un chalet unifamiliar “de alto valor nivel económico” y hacía uso de un coche de alta gama valorado en 40.000 euros, según ha confirmado la policía este martes en una nota de prensa.

Su ostentosa forma de vida era solo la cara visible de un entramado de blanqueo en el que también estaban supuestamente implicados los padres de Crespo. Los investigadores han conseguido trazar vinculaciones con un total de cuatro bienes inmuebles que estaban a nombre de los progenitores del principal investigado, dos de ellos vinculados en urbanizaciones de alto nivel de La Línea. La policía cree que “gran parte del precio de esas viviendas fue satisfecho con dinero en efectivo del que se desconoce la procedencia” y que el origen de este efectivo puede estar en “las actividades ilícitas” del supuesto traficante.

La familia Crespo también recurrió a la lotería, a otro clásico del blanqueo, conocido de sobra por los investigadores de las unidades policiales de la zona. Uno de los tres detenidos —cuyos nombres y edades no ha trascendido— había cobrado un premio, lo que “permite otorgar una apariencia de licitud al dinero de procedencia ilícita”, según explican fuentes policiales. Entre los bienes que les han intervenido a los sospechosos se encuentran: cinco cuentas bancarias, otros cuatro vehículos más, una embarcación, materiales de construcción de su vivienda, mobiliario, televisores y otros objetos tecnológicos que “eran de alto valor económico”.

Crespo, principal investigado de la operación, ha sido informado de la investigación que se ha desarrollado contra él y su familia en la cárcel algecireña de Botafuegos, donde permanece en prisión provisional desde que fue detenido en junio de 2018. Con su apresamiento se acabó una fuga de cuatro meses, en los que se mantuvo escondido, pese a las graves heridas que sufrió en la pierna tras una persecución policial en febrero de 2018. Ese día, el 6 de febrero de hace dos años, agentes de la policía le llevaron al hospital linense detenido tras caerse de la moto en el transcurso de su huida. Mientras que estaba en el centro hospitalario, aparecieron hasta 20 encapuchados que liberaron por la fuerza a Crespo y se lo llevaron en una espectacular fuga.

Lo ocurrido dejó al descubierto el problema de seguridad que estaba viviendo el Campo de Gibraltar, una zona hostigada por la actividad del narcotráfico con Marruecos en la que los traficantes estaban cobrando cada vez más fuerza. Este sentimiento de impunidad derivó en planes especiales de seguridad del Ministerio del Interior, tanto con la policía como con la Guardia Civil que ya suma centenares de detenidos, entre ellos algunos de los artífices de la fuga de Crespo y los propios jefes de su organización, Isco y Antonio Tejón, Los Castañas. Pese al cerco policial, los investigadores tienen claro que los narcos de la zona siguen introduciendo droga, aunque para ello hayan recurrido a nuevos métodos y zonas de entrada en el sur español.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información