Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos 12 traficantes que intentaron quemar vivo a un hombre

La víctima escapó atado de un piso en llamas en el barrio de la Barceloneta

Una pareja de 'mossos' patrullan en Barcelona. Ampliar foto
Una pareja de 'mossos' patrullan en Barcelona.

Un operativo de agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana de Barcelona contra narcopisos del barrio del Raval terminó con un balance de 12 detenidos por delitos contra la salud pública. Los Mossos efectuaron tres entradas policiales a narcopisos y confiscaron “sustancias e instrumentos para el consumo y distribución”. La operación se precipitó el viernes por la mañana tras un incendio en un piso del que escapó un hombre amordazado.

Los vecinos alertaron el viernes a la policía de que un hombre estaba descolgándose de un primer piso en llamas, en el número 11 de la calle de Magatzems, cerca del barrio de la Barceloneta. El hombre estaba herido en un pie, tenía la boca tapada y las manos atadas. Fuentes policiales aseguran que la víctima fue agredida por miembros de una red dedicada a la venta de drogas en el barrio de Ciutat Vella, formada principalmente por personas de origen pakistaní. Los agresores ataron y golpearon a la víctima, le taparon la boca y pegaron fuego al inmueble para acabar con su vida.

Tras identificarles, los Mossos y agentes de la Guardia Urbana realizaron ayer tres entradas en los domicilios o puntos de venta gestionados por la red de traficantes, que acabaron con 12 detenciones: seis en el registro de la calle de Robadors, en el Raval; cinco en la calle de Còdols, en el barrio Gótico; y otro en un domicilio del barrio de la Barceloneta.

La policía intervino sustancias estupefacientes como cocaína, crack, heroína y éxtasis, además de dinero en efectivo, documentación y herramientas de consumo y manipulación. El domicilio de la calle de Robadors fue devuelto a su propiedad, y el de la calle de Còdols, tapiado.

Conflicto permanente

El centro de Barcelona y el barrio del Raval en concreto han sido epicentros de la venta de droga en la ciudad en los últimos años. En 2017 llegaron a coexistir más de 70 puntos de tráfico y puntos de droga. Las operaciones policiales asfixiaron a la red del narcotráfico y los narcopisos se redujeron a cuatro en junio de 2019, un mes antes de las elecciones municipales, tras la Operación Suricata. Aquella fue la última gran intervención policial contra los narcopisos en el corazón de Barcelona: los Mossos d’Esquadra, la Guardia Urbana y la Policía Nacional registraron 35 domicilios, detuvieron a 50 personas e identificaron a medio centenar de sospechosos. El 29 de octubre de 2018 más de 800 agentes acabaron, en la bautizada Operación Bacar, con 26 puntos de distribución, registraron 14 inmuebles de traficantes y detuvieron a 55 personas. En total, desde 2017 y hasta 2019 Mossos y Urbana detuvieron a 313 personas por traficar en Ciutat Vella y desmantelaron 225 narcopisos.

La plataforma vecinal Acció Raval, sin embargo, denunció en enero que pese a los operativos policiales ya vuelven a operar, en pleno corazón de Barcelona, unos 30 puntos de venta en El Raval. El pasado 13 de enero los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana detuvieron a cuatro traficantes de droga y desmantelaron cinco pisos donde se almacenaba drogas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información