Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Iglesias tiene ya perfilada su área en el Gabinete

Julio Rodríguez, exjefe del Estado Mayor de la Defensa, será el jefe de gabinete del líder de Podemos

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, este martes en el Congreso. En vídeo, su intervención.

Nada más culminar la investidura este martes comenzó a trascender una parte de la estructura de Gobierno, aunque solo de las parcelas que controlará Unidas Podemos. Su líder, Pablo Iglesias, ocupará la vicepresidencia segunda del Ejecutivo, de la que dependerán dos áreas: Derechos Sociales y Agenda 2030. Desde la tribuna del Congreso, Iglesias prometió mejoras para mujeres y trabajadores y pronosticó: “Pedro, no nos van a atacar por lo que hagamos, sino por lo que somos”. La bancada del partido saludó el nuevo ciclo con lágrimas y coreando “Sí se puede”.

La vicepresidencia que liderará Iglesias estará conformada por dos áreas, Derechos Sociales, de la que dependerán el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) y el Instituto de la Juventud de España (Injuve), y la Agenda 2030, que reúne los objetivos de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, con especial incidencia en la lucha contra la pobreza y contra la emergencia climática.

Estos ámbitos se configurarán en dos secretarías de Estado. Nacho Álvarez, actual secretario de economía de la formación, encabezará la de Derechos Sociales. Álvarez, profesor de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, coordinó los programas electorales de Podemos en 2015 y 2016 y tuvo un papel fundamental en la negociación de los fallidos Presupuestos pactados por el PSOE y Unidas Podemos.

La otra secretaría de Estado la ocupará Ione Belarra, portavoz adjunta de la formación en el Congreso y figura clave en la negociación del Gobierno de coalición. Belarra llevará la Agenda 2030, según confirmaron fuentes de la formación a este periódico. Adoptada en 2015 por la ONU, la Agenda 2030 tiene como objetivos la lucha contra la pobreza, la erradicación del hambre, la igualdad de género, la asequibilidad de la energía y su condición no contaminante, el trabajo digno y el crecimiento económico, la reducción de las desigualdades y la acción por el clima, así como la consecución de la paz, la justicia y la solidez institucional. Pedro Sánchez le dio rango gubernamental a esta área al nombrar como alta comisionada, dependiente de La Moncloa, a Cristina Gallach.

La jefatura del gabinete de Iglesias la ocupará Julio Rodríguez, que fue jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad) del Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Por último, María Teresa Pérez, ahora diputada de Podemos, dirigirá el Instituto de la Juventud (Injuve).

Para saludar el primer Gobierno de coalición de la democracia, Iglesias prometió “conquistas nuevas” para las mujeres, medidas para que los emigrados por motivos económicos puedan regresar y mejorar las condiciones materiales de los trabajadores. “No hay libertad si no se llega a fin de mes”, señaló. Pero tras un fin de semana de debate bronco con la derecha, Iglesias —aclamado en pie por los socialistas, una novedad que señalaron con sorna los diputados del PP— lanzó a Sánchez una petición: “Frente a los intolerantes, el mejor tono. Pero también la mayor firmeza democrática”.

El momento más emotivo se vivió al principio de su intervención, cuando Iglesias agradeció a la diputada de los comunes Aina Vidal, enferma de cáncer, que acudiera a la sesión de investidura. A continuación, se dirigió al líder de Vox, Santiago Abascal. “Desde el machismo es muy difícil defender los derechos de los ciudadanos”, le afeó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información