Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lastra reprocha a Casado que legitime a la “ultraderecha neofranquista” de Vox

La portavoz socialista acusa al PP de haberse convertido en "una fábrica de independentistas" por su gestión de la crisis en Cataluña

La portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, este domingo, en el Congreso. En vídeo, Lastra ataca a PP, Vox y Ciudadanos.

La intervención final de Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, se ha convertido en una crítica frontal al escoramiento de la derecha, sobre todo del PP, hacia las posiciones de la extrema derecha. "No aceptan el resultado de las elecciones, que intentan impedir, y no les importan los medios. Hemos escuchado a Vox y al PP llamar traidor a quien ha ganado las elecciones, han hablado de Gobierno ilegítimo y han amenazado de forma implícita y hasta explícita, con golpes de Estado", ha afirmado la número dos del PSOE en una jornada marcada por la bronca. Lastra ha sido especialmente dura con Pablo Casado, al que ha acusado de "echarse en manos de la ultraderecha neofranquista". "¿Y viene aquí a darnos lecciones de constitucionalismo?", le ha reprobado al tiempo que cuestionaba la gestión que el Gobierno de Mariano Rajoy hizo de la crisis catalana: "Son ustedes una fábrica de independentistas". 

La dirigente del PSOE ha englobado a la bancada conservadora dentro de lo que ha definido como las "derechas extremas desmesuradas y radicalizadas a las que solo les vale la democracia cuando ganan y que están dispuestas a todo cuando pierden". "Cuarenta años después siguen sin rechazar el franquismo", les ha acusado la portavoz socialista. En especial a Casado: "Tanta vuelta señor Casado, tanto ir y venir durante décadas, que si la derecha moderada, que si el centro, que si el centro reformista. Tanto esfuerzo para acabar donde empezaron hace cuarenta años: de la mano de la extrema derecha. Su único proyecto es devolver España al pasado".

"Ya está bien de tanta irresponsabilidad y tanta hipocresía", ha proseguido antes de advertir al líder de la oposición del riesgo que corre al endurecer su discurso tanto que cueste distinguirlo de Santiago Abascal. "Si usted habla como Vox, dice lo mismo que Vox, propone lo que Vox, se comporta como Vox y hace política como Vox, sus votantes acabarán votando a Vox". "No se puede ser europeísta y pactar con quienes quieren destruir la Unión Europea. No se puede defender —Sr Casado— que el PP es un partido de centro o moderado o reformista, o como hayan decidido llamarse esta mañana, y pactar con quienes alimentan el discurso más extremista", ha insistido Lastra. Un ejemplo: la afirmación de la portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, según la cual la situación política actual es peor que cuando ETA mataba. "Esas palabras son indignas de un partido de Gobierno, son injustas con el sacrificio de quienes, como sus militantes en el País Vasco y los del PSOE, lo han dado todo por alcanzar la paz y derrotar al terrorismo".

La mayor crítica ha sido hacia el discurso del PP, que según Lastra "solo ha rearmado a una ultraderecha a la que ha abierto todas las puertas en instituciones, comunidades y Ayuntamientos". "Todo lo que es Vox a nivel institucional, se lo debe a ustedes", ha remachado. La vicesecretaria del PSOE ha definido a la formación de Abascal como "la antiEspaña y el partido del odio".

Tras agradecer uno por uno el apoyo de todos los socios del PSOE para el éxito de la investidura —"La próxima vez a ver si lo hacemos antes", ha ironizado en su alusión a Pablo Iglesias—, la portavoz socialista ha apelado al diálogo para resolver la crisis en Cataluña. "Es el momento de ser valientes y afrontar la superación de un conflicto enquistado hace años y que nos paraliza a todos. No va a ser fácil, ya lo estamos viendo. Va a costar tiempo, pero podemos hacerlo. Tenemos la obligación de dar certidumbres a los ciudadanos de Cataluña y el resto de España, y acabar con un conflicto que nos paraliza, nos divide y nos enfrenta", se ha pronunciado. En esa línea, Pedro Sánchez ha apelado a la "concordia" y ha pedido, desde la "moderación" y el "progreso", el apoyo de la Cámara "frente a la coalición del Apocalipsis". El presidente en funciones confía en ser investido el martes por mayoría simple (más síes que noes).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información