Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez pide al independentismo que haga autocrítica y no justifique la violencia

Las alusiones a la Monarquía provocan una nueva bronca en el hemiciclo

Mireia Vehí, de la CUP, durante su intervención en el debate de investidura. En vídeo, las intervenciones del Grupo Mixto.

La diputada de la CUP, Mireia Vehí, que ha iniciado este domingo el turno de intervenciones del Grupo Mixto en el debate de investidura, ha denunciado en su discurso "a los mandos premiados por apalizar al pueblo catalán" y ha asegurado que "el único golpe de Estado" que se ha producido en España "ha sido el judicial, de la mano del Tribunal Supremo que ha encarcelado a los miembros del Parlament". En su turno de réplica, Pedro Sánchez ha recordado que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo "criticó la quiebra unilateral de la legalidad en el Parlamento catalán en septiembre de 2017". Y a continuación ha añadido: "Yo asumo los errores, los propios y los ajenos, porque entonces estaba en la oposición, pero efectivamente apoyé al Gobierno que tomó esas medidas excepcionales, porque fue excepcional aplicar el 155. Pero creo también que el independentismo debería hacer una lectura autocrítica de esos meses aciagos y sobre todo no justificar la violencia". Fuentes del Gobierno aclaran que Sánchez "siempre ha defendido su apoyo en aquel momento" a la aplicación del 155 en Cataluña "por responsabilidad y sentido de Estado" y añaden que "la nueva etapa que ahora quiere poner en marcha exige un tiempo de diálogo, negociación y pacto".

Vehí ha iniciado la intervención este domingo del Grupo Mixto, que incluye a partidos antagónicos como UPN, Foro Asturias y la CUP, y que ha prorrogado la tensión provocada por el discurso previo de Bildu y las alusiones a ETA y a la Monarquía.

Tras la bronca por la crítica de la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, al discurso del Rey sobre Cataluña del 3 de octubre de 2017, que ha provocado que el PP pidiera que se retirara del acta al considerarla "injuriosa", Vehí ha cuestionado a "la Monarquía española corrupta", lo que ha revuelto de nuevo en sus escaños a las bancadas del PP, Ciudadanos y Vox. La presidenta del Congreso, Mertixell Batet, se ha negado a reprender a las diputadas que se habían referido a la Monarquía, como pedía la oposición. "En otras épocas no se permitía la crítica a las autoridades del Estado. Por suerte, esas épocas han pasado. Esta presidencia va a garantizar la libertad de expresión", ha dicho.

Como el día anterior, ETA, disuelta en 2018, también acaparó minutos del debate de investidura. El portavoz de UPN, Sergio Sayas, ha criticado que los socialistas, "que han sido amenazados, que han tenido que mirar debajo del coche y que han visto cómo les pintaban dianas", acepten ahora la abstención de Bildu. "Los que hicieron todo eso son los que le van a elegir ahora presidente de España. Hace falta tener tragaderas, señor Sánchez", le ha dicho al presidente en funciones.

"Impresiona mucho escuchar las cosas que dice", le ha replicado el líder del PSOE. "Ustedes son muy sueltos en el insulto, pero tienen la piel muy fina. UPN ya accedió a un acuerdo con HB para la presidencia de Navarra en 1991. ETA no existe y vamos a tener un Gobierno progresista", ha dicho. Sayas le respondió que "lo impresionante" era "ver al que aspira a ser presidente del país arrodillado ante la corte de nacionalistas, independentistas y separatistas del Congreso". El diputado de UPN también ha negado que hubieran pactado con HB. "En 1991, UPN llegó al Gobierno de Navarra por el procedimiento de lista más votada, exactamente igual que el PSOE en las elecciones anteriores. Porque cuando no se configuraba una mayoría absoluta había una ley que permitía que quien había ganado las elecciones, accediera al poder directamente".

Ambos se han enzarzado también por el pacto del PSOE con el PNV, que entre otras medidas, establece la transferencia a Navarra de las competencias de Tráfico. "Cuando quiera pactar algo que tenga que ver con Navarra, hable con sus legítimos representantes", le ha recriminado Sayas a Sánchez. El diputado de UPN ha asegurado que el acuerdo con el PNV establece la retirada del cuerpo de la comunidad foral. El pacto se refiere únicamente a las competencias de Tráfico, como aclaró el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, quien añadió que el Gobierno pretende aumentar la presencia de la Guardia Civil en Navarra. El Gobierno de José María Aznar transfirió a Cataluña las competencias de Tráfico en 1997 y se comprometió a hacerlo en Navarra en el año 2000, aunque la medida quedó finalmente sin aplicar.

Isidro Martínez Oblanca, de Foro Asturias, también ha defendido su voto en contra a la investidura de Pedro Sánchez al entender que sería "calamitoso para Asturias" porque su Gobierno defiende, entre otras cosas, un "ecologismo radical". Martínez Oblanca ha terminado su intervención con vivas al Rey, a la Constitución y a España. Al volver a su escaño ha sido aplaudido en pie por diputados del PP.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información