Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acuerdo de PSOE y PNV incluye trasferencias de competencias a Navarra

Sánchez se compromete a impulsar las "reformas necesarias para adecuar la estructura del Estado al reconocimiento de las identidades territoriales" y a "abrir los cauces para promover la representación internacional de Euskadi" en competiciones deportivas

El PNV quiere ser más influyente. El acuerdo con el PSOE que garantiza el sí de los seis diputados nacionalistas a la investidura de  Pedro Sánchez va más allá de Euskadi, y alcanza a Navarra y Cataluña. En un pacto de 12 puntos, el PSOE se compromete a impulsar modificaciones legales para reconocer las “identidades territoriales”, a encontrar una solución al contencioso de Cataluña, y a transferir a Navarra la competencia de “tráfico”. El Ejecutivo de María Chivite “valora” el compromiso de Sánchez y recuerda que era una demanda suya.

Sánchez y Ortúzar, durante la firma esta mañana en el Congreso de su acuerdo de investidura. En vídeo, declaraciones de Ortúzar tras firmar el acuerdo.

El PNV no se ha limitado esta vez a la agenda vasca. Los nacionalistas creen que el acuerdo es una oportunidad de oro para cimentar una nueva estructura del Estado que avance, además, hacia una solución al contencioso en Cataluña por la vía de atender a los sentimientos nacionales de pertenencia. Aunque es cierto que la mayoría de los 12 puntos del acuerdo de investidura inciden en las transferencias pendientes para completar el Estatuto que tendrán que llegar en 2020, también logra del PSOE el compromiso para buscar un encaje al nuevo Estatuto que se debate en la Ponencia de Autogobierno. Para ello, el Gobierno central afrontará una serie de modificaciones legales que acaben por reconocer las identidades territoriales.

Aunque el acuerdo no precisa qué tipo de modificaciones legales van a acometer, el PNV considera que ese punto pone la alfombra roja a un diálogo que desbloquee la mayor crisis territorial que ha sufrido España desde la instauración de la democracia, y de forma especial en Cataluña y Euskadi.

Pero además, el PNV que más poder acapara en el País Vasco —está en el Gobierno autonómico, en los tres Gobiernos forales y en los de las tres capitales vascas— quiere seguir creciendo en Navarra. Aunque forma parte del Gobierno de la socialista María Chivite a través de la coalición Geroa Bai, el acuerdo con el PSOE obliga a Sánchez a transferir en el plazo de seis meses las competencias de tráfico a la Comunidad Foral de Navarra.

El texto precisa que ha de ser “con el mismo contenido y extensión” que las realizadas en su momento a Euskadi. En Euskadi, la Ertzaintza es la policía integral que tiene asumidas todas las competencias de tráfico, aunque comparte con la Guardia Civil algunas en materia de seguridad. El instituto armado se reserva la posibilidad de hacer controles selectivos, aunque en la persecución de delitos vinculados al terrorismo.

Diálogo, menos judicialización y fiscalidad

Una parte del acuerdo firmado ayer entre el PNV y el PSOE tiene como objetivo reducir la judicialización de las discrepancias. Por una parte, los dos partidos se comprometen a informarse con carácter previo de la presentación de los proyectos de ley que puedan provocar choques entre las competencias del Gobierno de Madrid y del Ejecutivo vasco. Por otra, pactan sustituir los recursos ante los tribunales “por el acuerdo político”.

También es trascendente el compromiso adquirido en el texto por el PSOE de comunicar, antes de llegar a las Cortes Generales, los planes fiscales del Gobierno. Aunque las diputaciones forales son soberanas en los tributos concertados, hay otras figuras que afectan de lleno a las empresas o a los ciudadanos vascos, y que ahora, de salir adelante la investidura de Pedro Sánchez, van a ser estudiadas antes de su aprobación, por si hubiera que adoptar medidas correctoras.

Nota del Gobierno navarro

El Gobierno de Navarra no lo ha visto como una intromisión y acogió ayer el compromiso del PNV y del PSOE de buen grado. En una nota el Gabinete Chivite considera positivo que el presidente en funciones ratifique la transferencia de la competencia de tráfico y seguridad vial a Navarra, tal y como ya se había comprometido de forma previa. Esa transferencia forma parte del acuerdo de legislatura suscrito en la Comunidad Foral por las cuatro formaciones políticas que lo sustentan.

El PNV ha incluido también en el listado la bilateralidad con el Estado no solo para Euskadi sino también para Navarra, al lograr que los socialistas firmen que los objetivos de déficit correspondientes a Euskadi y a la Comunidad Foral Navarra, así como los criterios de reinversión del superávit de las entidades locales, no vendrán impuestos, sino que se discutirán de forma bilateral en las respectivas comisiones mixtas de Concierto.

Tras la firma al más alto nivel entre los presidentes del PNV y el presidente en funciones, Pedro Sánchez, Ortuzar hizo hincapié en que el acuerdo ha de servir “para favorecer el diálogo entre diferentes y para garantizar la estabilidad en las instituciones”. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha coincidido en ese análisis. En su opinión el acuerdo “abre la puerta al reconocimiento de la realidad plurinacional del Estado” y además encaja en la interpretación de la Constitución de 1978”.

Menos ambicioso, aunque sí está cargado de simbolismo, es el punto en el que el PNV pone sobre la mesa la vieja reivindicación de disponer de selecciones deportivas que le permitan competir, al nivel del resto de los Estados. En este caso socialistas y nacionalistas se limitan a “abrir cauces para promover la representación internacional de Euskadi en el ámbito deportivo y cultural”, aunque no se marcan ni plazos ni fechas.

Lea el acuerdo de investidura entre PSOE y PNV

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información