Una ley que blinde el ‘solo sí es sí’ y más planes para la violencia machista

PSOE y Unidas Podemos anuncian políticas feministas para favorecer la igualdad retributiva, perseguir a las agencias de vientres de alquiler o frenar la trata sexual

Concentración nocturna convocada el 20 de septiembre para reclamar la erradicación de las violencias machistas.
Concentración nocturna convocada el 20 de septiembre para reclamar la erradicación de las violencias machistas.INMA FLORES

En el trabajo y en el ocio, de la educación a las pensiones. El pacto de coalición PSOE- Unidas Podemos prevé un epígrafe entero para la igualdad de oportunidades, políticas feministas, pero disemina a lo largo de todo el documento iniciativas de carácter transversal para fomentarla y la "lucha decidida" contra la violencia machista. Los dos partidos se comprometen a aprobar una ley específica contra las violencias sexuales, a frenar la trata y explotación de las mujeres -sin entrar en el tema de la prostitución-, reducir la brecha salarial o a perseguir a las agencias intermediarias en los casos de vientres de alquiler.

Parte de estas propuestas del documento están ya en marcha o anunciadas, como la equiparación de permisos de paternidad y maternidad o la racionalización de horarios, cuya implantación tiene planes aprobados y sin aplicar desde hace una década. Prometen ahondar en la inclusión de la perspectiva de género tanto en las instituciones estatales como en la aplicación de las leyes por parte de jueces y juezas o dar más visibilidad a artistas y creadoras. A la espera de conocer de qué fondos extra dispone el futuro Gobierno y de dónde van a salir, además de mayor concreción de los plazos, estas son las principales medidas:

Una ley que blinde el "solo sí es sí". Todo comenzó con La Manada. Desde que estalló en Sanfermines el caso más paradigmático vivido en España, las propuestas y promesas se han ido sucediendo. PSOE y Unidas Podemos anuncian una ley integral por la protección de la libertad sexual y contar las violencias sexuales que garantice "la sensibilización, prevención, detección, atención, protección y reparación". Esa normativa va en línea de la propuesta elaborada por  Podemos  en 2018 y también está relacionada con la promesa del Gobierno socialista -heredada del anterior Ejecutivo del PP tras el estallido del caso de Pamplona- para reformar el Código Penal, revisar el concepto de abuso sexual y centrar el delito sobre todo en la falta de consentimiento de la víctima, un cambio que lleva pendiente más de año y medio por el trabajo en funciones del actual Gobierno. 

Más información
Los acuerdos para la investidura de Pedro Sánchez, última hora en directo

Autonomía económica para las víctimas de violencia machista. Cuando se acaban de cumplir 15 años de la Ley Integral contra la Violencia de Género  y frente la amenaza que supone el avance de un partido como Vox, negacionista de esta violencia específica, los potenciales socios de Gobierno se comprometen a desarrollar las medidas pendientes del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aprobado en 2017 y con casi todas las propuestas aún por aplicar. Anuncian un Plan Integral de Compensación, Reparación y Recuperación de la Autonomía para mujeres que padecen esta violencia que incluye impulsar la autonomía económica de las víctimas.

No a la trata, nada sobre prostitución. La propuesta de una Ley Integral contra la Trata de Mujeres con fines de Explotación Sexual deja de lado, al menos de forma explícita y en el texto, todo lo referente a la prostitución. El Gobierno del PSOE, que se ha declarado abolicionista y considera la prostitución como una forma más de explotación de la mujer, llegó a manejar un borrador de ley que perseguía al 'putero' y al proxeneta, como hacen en Suecia. Dentro de Unidas Podemos, la postura no es tan uniforme. Parte de sus integrantes defienden una postura legalista o proderechos, que contempla que hay mujeres que ejercen la prostitución de forma libre y deben tener una mejor cobertura laboral y social.

Perseguir a las agencias de vientres de alquiler. "La explotación reproductiva está prohibida en nuestra legislación", dice el documento de acuerdo, que considera esta práctica una mercantilización de los cuerpos de las mujeres, "especialmente de las más vulnerables". Anuncia que actuarán contra las agencias que ofrecen esta práctica en España, aunque no especifica cómo se puede perseguir a estas mediadoras que facilitan los acuerdos en países donde sí está permitida la también llamada gestación subrogada.

Ley de igualdad retributiva. Se trata de una propuesta en la que tanto PSOE como Unidad Podemos habían avanzado por separado. Incluirá la obligación de transparencia salarial, planes de igualdad en empresas de 50 o más personas en plantilla. Prevén potenciar inspecciones laborales y crear una oficina estatal de lucha contra la discriminación en la Inspección de Trabajo "con especial atención a las que sufren las mujeres".

Paridad. Anuncian medidas para "garantizar" la presencia equilibrada de hombres y mujeres que recogía ya una normativa aprobada hace casi 13 años, la Ley de Igualdad de 2007. Prometen fomentar esa paridad tanto en organismos públicos como en sociedades privadas "de forma progresiva en los próximos cuatro años" y en órganos de toma de decisión de condiciones laborales y convenios colectivos (sindicatos y patronal), sobre procesos electorales

Mejores horarios para aumentar la natalidad. El anuncio es un pacto por la racionalización de horarios para favorecer la corresponsabilidad entre hombres y mujeres y la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. "Nos permitirá reorganizar completamente los tiempos de trabajo, ocio y cuidados", señala el programa, que lo sitúa como una de las claves para intentar frenar el descenso de la natalidad y el reto demográfico.

Familias monomarentales. El documento propone una ley que "responda y proteja a las diferentes estructuras familiares". Y cita concretamente a las familias "monomarentales" (con un solo progenitor, que en el 82% de los casos son mujeres), además de las numerosas, aquellas con menores acogidos o las familias LGTBI, además de anunciar una "protección jurídica de nuevas formas ce convivencia estable sin ser parejas".

Escuelas infantiles desde los 0 años. La ampliación de la red de escuelas infantiles del primer ciclo, de cero a tres años de edad, es un plan para el que proponen trabajar con las comunidades autónomas, que son las que tienen transferidas las competencias educativas.  También se comprometen a potenciar la educación afectivo sexual en las escuelas "conforme a un enfoque de derechos, de igualdad y libertad". La educación en igualdad está prevista desde la ley de 2007. El acuerdo de coalición prevé además la protección "reforzada de los menores" para evitar que accedan a contenidos pornográficos.

La Seguridad Social de las empleadas del hogar. Es una reivindicación largamente planteada por el movimiento feminista que cuenta con el respaldo de organismos internacionales desde hace una casi 10 años. PSOE y Unidas Podemos prevén implantar "con carácter prioritario" la integración en el régimen de la Seguridad Social de las empleadas del hogar, aunque se dan como margen "a lo largo de la legislatura". El compromiso es firmar el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que data de 2011.

Leyes contra la discriminación. El documento incluye la aprobación de una Ley Integral para la Igualdad de Trato y la no Discriminación, otra para personas LGTBI "incluyendo la prohibición a nivel nacional de las llamadas terapias de reversión" y una ley para personas trans para luchar contra la discriminación "en todos los ámbitos".

Sobre la firma

Pilar Álvarez

La corresponsal de género del diario EL PAÍS está especializada en temas sociales (Igualdad, Violencia de Género, Educación) y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS