Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llegan a un puerto de Cádiz 15 de los inmigrantes rescatados por el ‘Open Arms’

Los 14 hombres y la única mujer, todos africanos, tienen entre 18 y 30 años y han desembarcado del buque 'Audaz' en San Roque (Cádiz)

Uno de los inmigrantes del 'Open Arms' bajando del 'Audaz'. En vídeo, la llegada a España de los 15 inmigrantes del 'Open Arms'.

Ante una enorme expectación, con una treintena de periodistas congregados, han llegado los 15 migrantes a bordo del buque militar Audaz al puerto de Crinavis en San Roque (Cádiz) este viernes. Acaba así un intenso periplo de casi un mes desde que fueron rescatados por la ONG española Proactiva Open Arms en aguas del Mediterráneo central hasta que, en torno a las 8.45 de este lunes, su buque ha amarrado a puerto. Tras desembarcar, sobre las 9.10, se integrarán en la red de atención a inmigrantes habilitada en la provincia de Cádiz.

El Audaz llegó al alba a la Bahía de Algeciras para poner rumbo a las infraestructuras portuarias de Campamento, una pedanía de San Roque en la que se encuentra el Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE) en las antiguas naves de la empresa Crinavis. Uno a uno, los inmigrantes han ido desembarcando al puerto, a un área de acceso restringido al que no se ha permitido la entrada de medios de comunicación.

Los 14 hombres y la mujer tienen edades comprendidas entre los 18 y los 30 años. Cuatro de ellos proceden de Eritrea, tres de Sudán, tres de Gambia, dos de Ghana y los tres últimos, de Nigeria, Liberia y Etiopía. Formaban parte de los 151 migrantes que el barco Open Arms rescató a principios de agosto en aguas del Mediterráneo central. Tras sufrir más de 19 días de bloqueo en el mar, con importantes episodios de nerviosismo y ansiedad, finalmente acabaron desembarcando en la isla italiana de Lampedusa, después una orden de la Fiscalía de este país.

España aceptó hacerse cargo de los 15 migrantes como parte de una cuota de reparto en la que también participan Francia, Alemania, Rumania, Portugal y Luxemburgo. El permiso para desembarcar en Italia se produjo justo cuando el Gobierno español ordenó al buque de la Armada Audaz que partiese desde la base naval de Rota para auxiliar a los migrantes, ante la situación de crisis humanitaria que se estaba viviendo en el Open Arms.

Finalmente, la presencia del buque sirvió para que los 15 migrantes de la cuota española pudiesen ser trasladados desde el puerto de Sicilia hasta el de San Roque, donde se van a integrar en la red habilitada desde el pasado verano para la atención de migrantes. En el CATE los jóvenes están siendo reseñados policialmente en un trámite que se espera que no supere las 24 horas, y que incluye una evaluación de su estado de salud asistida por efectivos de la Cruz Roja. Posteriormente, serán trasladados a un centro de atención y derivación que el Ministerio de Trabajo y Migraciones tiene habilitado en Chiclana.

El 'Audaz' llega a España con 15 de los inmigrantes del Open Arms. En vídeo, llegada del Audaz a España.

Según ha informado el Gobierno en un comunicado, en el CATE se les informará de sus derechos, entre ellos el de poder solicitar asilo. En este proceso pueden estar asistidos, si lo desean, por personal de ACNUR, además de intérpretes de sus respectivas lenguas. Recibirán, como en ocasiones anteriores, una autorización excepcional de entrada por razones humanitarias de una semana en la que podrán formalizar una solicitud de asilo. Hasta que no se resuelva, permanecerán en España.  

En esas instalaciones de Chiclana, atendidas por Cruz Roja, estarán de media de una semana. En ese tiempo, los técnicos estudiarán cada caso, antes de que continúen con su periplo migratorio en Europa o sean derivados a una red de recursos de acogida concertada con ONG de distintas partes de España. Por ahora, según el Ministerio de Interior, ninguno de los rescatados ha solicitado el asilo, aunque podrían pedirlo, según aseguró la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio.

Es la cuarta vez que migrantes rescatados por el Open Arms vienen a España. En las anteriores tres ocasiones, una a Barcelona y dos a Cádiz, fue directamente el buque de la ONG el que llegó a los respectivos puertos. En San Roque, el primer desembarco fue en agosto de 2018, cuando el Gobierno español obligó a la ONG a viajar hasta la bahía de Algeciras con 87 migrantes rescatados frente a las costas libias. Ya en diciembre de ese mismo año, 307 personas más llegaron hasta Crinavis tras un extenuante viaje de más de cinco días hasta el Estrecho.

La gestión de esta última crisis del Open Arms ha provocado críticas de la oposición, que critica al Gobierno de Pedro Sánchez por sus “bandazos” en política migratoria. La vicepresidenta Carmen Calvo defendió este jueves la gestión desempeñada, en una comparecencia en el Congreso por este tema en la que afirmó que España respondió ante la situación de emergencia en el barco y que la ONG no llegó a pedir desembarcar en un puerto español.

Por otra parte, la justicia italiana ha permitido finalmente que el Open Arms vuelva a navegar, después de que fuese incautado tras la orden de la Fiscalía de desembarcar a los 83 migrantes que continuaban en el barco. El juez de instrucción de Agrigento (Sicilia) ha determinado que no hay responsabilidad en la tripulación y la organización por la situación que se derivó de 19 días de bloqueo en el mar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información