Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los otros posibles socios del PSOE auguran elecciones y presionan para que Sánchez dialogue

PNV, Junts per Cataluña, ERC y las confluencias de Podemos piden que La Moncloa reabra las negociaciones para que haya gobierno

Pedro Sánchez, investido como presidente del Gobierno tras la moción de censura saluda a Aitor Esteban, portavoz del PNV. En vídeo, declaraciones de Gabriel Rufián, portavoz de ERC en el Congreso.

Los demás partidos necesarios para que triunfe la semana que viene la votación de investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno ya auguran con tono pesimista una repetición de las elecciones, ante el fracaso en los contactos entre el PSOE y Podemos, pero presionan, sobre todo al líder socialista, al máximo para que las evite y continúe negociando. Esa es la posición de partida del PNV, ERC, Junts per Catalunya y algunas de las confluencias cercanas a Podemos, como Galicia en Común o En Comú Podem. PP y Ciudadanos también quieren que Sánchez insista en negociar con los socios preferentes con los que llegó hace un año a La Moncloa tras la moción de censura.

"Lo curioso y negativo de todo esto es que es más que probable que no haya nada más allá de lo que aparece en los medios y se ha creado un clima complicado que hace muy difícil que se pueda reconducir", fue la respuesta que improvisó Aitor Esteban cuando se le preguntó por cómo ve la situación a menos de una semana del comienzo del debate de investidura. El PNV, con sus seis escaños, es otro de los partidos prioritarios en los contactos del PSOE con ese objetivo. Pero Esteban explicó este martes en el Congreso que nadie del PSOE le ha llamado aún de nuevo. El PNV ha avanzado, en cualquier caso, tanto desde su ejecutiva como el propio portavoz en el Congreso, que nunca votará en esa investidura contra Sánchez, pero aún está por determinar si dará un sí o una abstención, y todo depende de las paralizadas negociaciones.

"A mí no me parece normal", reseñó Esteban, sobre la carencia de contactos a tan pocos días de la sesión. Y cuando se le preguntó por si ahora lo que contempla es una repetición de elecciones como escenario más probable contestó que sí, rotundo: "A mí me gustaría un Gobierno de una vez". Pero también constató que entre el PSOE y Podemos hay "un clima complicado" y demasiadas "líneas rojas y posiciones firmes".

No fue el único dirigente político que se expresó de esa manera en el Congreso. El pesimismo sobre la repetición electoral se extiende de manera casi general. Y los portavoces apuntan a que sea el presidente, el socialista Pedro Sánchez, el que debería hacer algo para retomar las negociaciones.

La portavoz parlamentaria de Junts per Catalunya, Laura Borràs, concedió que su partido aún no ha tomado una decisión sobre su voto en la investidura, entre otras razones por la situación de sus diputados presos por su implicación en el proceso independentista que juzgó el Tribunal Supremo y por lo complejo que resulta reunirse con ellos y analizar lo variable del panorama político español. Borràs constató que "todos los mensajes" que les llegan desde la Presidencia del Gobierno y desde el PSOE, en sus charlas con la portavoz socialista, Adriana Lastra, "no son alentadores" y parecen encaminados "a que no se dan las condiciones" para que haya un presidente del Gobierno la semana que viene.

Borràs pidió a Sánchez que "retome el diálogo" pero que valore la situación catalana: "No se puede gobernar sin tener en cuenta Cataluña". La dirigente nacionalista exigió "responsabilidad para poder gobernar" al líder del PSOE, "pero parece que no lo quiere hacer". La responsable de Junts per Catalunya entiende que Sánchez "tiene opciones" teóricas sobre la mesa pero concluye que por ahora parece que le están condicionando más los resultados favorables a su partido que reflejan las encuestas.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en la misma línea, no quiso avanzar el resultado de la conversación que mantendrá esta misma tarde en el Congreso con la portavoz socialista, Adriana Lastra. Pero desde su partido sí han lanzado varios avisos de alerta en los últimos días sobre la necesidad de que Podemos y PSOE se entiendan porque creen que siempre será mejor un Gobierno con ese perfil que otro de la derecha.

Dentro de las llamadas confluencias cercanas a Podemos la posición es de adhesión a las tesis que defiende Pablo Iglesias. Los portavoces de Galicia en Común, Yolanda Díaz, y de En Comú Podem, Jaume Asens, han reclamado este martes a Sánchez que deje sus excusas y se siente a negociar un Gobierno de coalición. "Es como si una pareja te deja antes de empezar a salir", ha expuesto Díaz, que todavía ve "mimbres" para un acuerdo de un gobierno progresista que resuelva problemas de la gente frente a la presión de los grandes grupos económicos.

"Nuestros equipos están absolutamente preparados para sentarse a negociar cuando Moncloa diga", insistió Díaz, que abogó por un pacto más allá de la investidura: "Podemos regalar los votos hoy como ya hicimos en la moción de censura pero en diez meses o en cinco volveríamos a elecciones".

Asens ha reprochado a los socialistas que utilicen cada día una excusa diferente para evitar el acuerdo con Podemos y en especial que saque a relucir las posibles discrepancias sobre Cataluña.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >