Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 21% de los adelantamientos a ciclistas no respeta la distancia de seguridad

La DGT prueba señales que se iluminan al paso de las bicicletas para advertir a los conductores

Un ciclista en una carretera de Barcelona.
Un ciclista en una carretera de Barcelona.

El 21% de los adelantamientos a ciclistas por carretera no respeta la distancia obligatoria de un metro y medio que marca la ley, según ha concluido un estudio presentado este jueves en la Universidad Politécnica de Valencia. La investigación revela que el coloreado del arcén, normalmente en rojo, es un falso amigo de los ciclistas porque hace pensar a los conductores que tienen su propio espacio reservado seguro lo que les lleva a reducir menos la velocidad y guardar menos distancia en el adelantamiento. En 2018 murieron 36 ciclistas en vías interurbanas en España.

El informe ha sido elaborado por el Grupo de Investigación en Ingeniería de Carreteras y está basado en 1.292 adelantamientos de ciclistas individuales y pelotones de hasta 10 personas, cuyas bicicletas llevaban incorporadas cámaras y sistemas de medición de distancia, así como en 930 encuestas. Para reducir el riesgo, el documento propone que los arcenes midan al menos 1,5 metros y actuar contra su estrechamiento repentino, que generalmente se debe a la falta de poda, la presencia de obstáculos fijos y de basura.

Los autores, Alfredo García y Griselda López, plantean la creación en carreteras poco anchas, como las de montaña, de apartaderos cada cierta distancia "que faciliten los adelantamientos y disminuyan la presión sobre los ciclistas". Y también la implantación de "señales tecnológicas" con la figura de un ciclista que se iluminen automáticamente cuando pase una bicicleta y permanezca así un tiempo para que los conductores estén advertidos. García ha indicado que la Dirección General de Tráfico (DGT) está probando este tipo de señales en carreteras de La Rioja y prevé ampliarlas a otras comunidades.

Usuarios vulnerables

El estudio revela que las formaciones en línea de los pelotones aumentan las posibilidades de que los conductores realicen el denominado "adelantamiento lanzado", en el que apenas corrigen la trayectoria ni reducen la velocidad, lo que incrementa el riesgo. Las encuestas realizadas a los ciclistas (523 por 407 a conductores) reflejan que la sensación de peligro durante un adelantamiento no depende solo de la distancia de seguridad, sino también de la velocidad a la que circula el vehículo y de su tamaño (cuanto mayor, peor).

Pilar Fúnez, jefa de la DGT en Valencia, ha advertido de que si se mantiene la tendencia de los últimos años, en 2020 el número de "usuarios vulnerables" (motoristas, peatones y ciclistas) fallecidos superará por primera vez a los de turismos. En lo que va de 2019 (con datos hasta este miércoles) los usuarios vulnerables alcanzan el 38% del total de fallecidos. De los 504 muertos en carretera, 131 eran motoristas, 46 peatones y 14 ciclistas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información