Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pactos dan al PSOE y sus socios el poder en la mayoría de autonomías

Los pactos en Canarias, La Rioja y Navarra le servirán a Pedro Sánchez para incrementar su poder territorial

pactos PSOE
María Chivite, candidata a la presidencia del Gobierno de Navarra felicita a Unai Hualde, de Geroa Bai, Presidente del Parlamento de Navarra.

La capacidad del PSOE para cerrar acuerdos transversales que incluyen a partidos nacionalistas y regionalistas de izquierdas y conservadores le permitirá gobernar en 11 de las 17 autonomías. Con los recientes pactos en Canarias, La Rioja y Navarra, Pedro Sánchez incrementará su poder territorial en tres autonomías más que en la pasada legislatura. El PP gobernará como mucho en cinco; de ellas, en cuatro con alianzas. Pese a reforzar su músculo institucional, las comunidades socialistas suman una población de 17,4 millones, cuatro millones menos que las del PP. Y no gobernarán Madrid ni Cataluña, las más ricas.

Los cambios en los Ejecutivos de Canarias y La Rioja, que tras cerrarse este jueves ponen fin a 26 años de gobiernos de Coalición Canaria y 24 del PP, respectivamente, amplían el dominio institucional del PSOE a cotas de los tiempos del bipartidismo. Los acuerdos en Navarra, donde los socialistas no gobiernan desde el siglo pasado, han encarrilado la presidencia de la Comunidad Foral, que dependerá de la abstención de EH Bildu. Mientras la derecha concentraba sus esfuerzos en colocar el mensaje de que el PSOE había pactado con la izquierda abertzale —los socialistas, al votarse a sí mismos, le arrebataron la alcaldía de Pamplona y se la facilitaron a la coalición de UPN, PP y Ciudadanos—, el PSOE terminaba de tejer la red de acuerdos por la que presidirá un total de nueve comunidades y cogobernará dos (ver gráfico).

Pese al desplome de Podemos, los socialistas han explotado su estructura territorial y las relaciones forjadas en las diferentes comunidades autónomas a lo largo de las últimas décadas. Con fuerzas de todo signo. Aunque no gobernarán las de mayor renta, como son Madrid y Cataluña, el incremento de gobiernos autónomos socialistas puede resultar crucial en algunos asuntos. Por ejemplo, con vistas a la aprobación de un nuevo sistema de financiación autonómica —el actual está obsoleto desde 2014— en órganos como el Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde el voto de cada región vale por igual.

La mayor implantación del PSOE puede complicar la investidura de Pedro Sánchez. El presidente en funciones tiene garantizado el voto del único diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC) en el Congreso, partido con el que el PSOE cogobernará Cantabria. El PNV y los socialistas vascos han trasladado su alianza en el Gobierno vasco a las diputaciones y ayuntamientos. El gesto del PSOE con el PNV en Navarra, cuyo máximo responsable, Unai Hualde, presidirá el Parlamento de la Comunidad Foral, permite aventurar el respaldo de los seis parlamentarios peneuvistas en el Congreso a la investidura. No sucederá lo mismo con los dos diputados nacionales de UPN y los dos de Coalición Canaria tras los pactos que mermarán su poder en sus respectivas autonomías. En este escenario, asegurado el voto en contra de PP y Ciudadanos, las abstenciones de ERC y Bildu se vislumbran decisivas.

Los pactos dan al PSOE y sus socios
el poder en la mayoría de autonomías

Coalición en La Rioja. El PSOE y Unidas Podemos acordaron una alianza de Gobierno en esta Comunidad, en la que el PP ha gobernado desde 1995. Los socialistas, que pretendían gobernar en solitario con 15 diputados —la mayoría está en 17—, finalmente aceptaron que su socio principal, que tiene dos escaños, entre en el futuro Ejecutivo. Fuentes conocedoras de la negociación dan por seguro que Unidas Podemos tendrá al menos una consejería. El paso previo se produjo con la elección de los puestos de la Mesa del Parlamento. Los socialistas presidirán la Cámara; tendrán dos representantes y otro Podemos. Los dos restantes serán del PP, que reservó uno para José Ignacio Ceniceros, presidente regional en funciones. La semana pasada el PSOE ya cerró un acuerdo con el Partido Riojano por el que se garantizaron la alcaldía de Logroño, donde también gobernaba el PP.

Los pactos dan al PSOE y sus socios
el poder en la mayoría de autonomías

Ensayo para la investidura en las Cortes de Aragón. La formación de la Mesa del Parlamento regional refleja los apoyos a la izquierda y derecha del PSOE en los que Javier Lambán lleva trabajando desde hace semanas para volver a ser investido presidente. El socialista Javier Sada fue designado al frente de la Cámara con el voto favorable de 36 diputados (PSOE, Podemos, PAR, Chunta e IU) de los 67 del hemiciclo. El PP, Ciudadanos y Vox votaron en blanco. Tras cerrar un acuerdo de gobernabilidad con el PAR que hace imposible una alternativa de gobierno que formaría un cuatripartito de derechas, el PSOE da por seguro el respaldo de Chunta, que ya formó parte del Gobierno la pasada legislatura. La dirección regional de Podemos votó esta semana a favor de “explorar contenidos” para plantearse su apoyo a la investidura e incluso su entrada en el Gobierno pese a su relación tirante con el PAR.

Los socialistas baten sus mejores registros en Baleares. Por primera vez, el PSOE gobernará las islas durante ocho años consecutivos. La presidenta autonómica, Francina Armengol, con 19 escaños, alcanzó un preacuerdo para formar un Gobierno de coalición con Unidas Podemos (seis), con el juez Juan Pedro Yllanes de vicepresidente, y los ecosoberanistas de Més per Mallorca (cuatro diputados). La mayoría absoluta en el Parlamento balear está fijada en 30 escaños. Los socialistas confían en obtener el apoyo a la investidura de Armengol de Més per Menorca, que cuenta con dos diputados. La primera consecuencia del pacto a tres fue la proclamación del socialista Vicenç Thomàs presidente del Parlamento, informa Lucía Bohórquez.

Dentro del Gobierno en Cantabria y País Vasco. El presidente de Cantabria en funciones, Miguel Ángel Revilla, del PRC, firmó el miércoles con el secretario general territorial del PSOE y futuro vicepresidente autonómico, Pablo Zuloaga, un pacto en el que se comprometieron a formar un Ejecutivo “monolítico” en el que los dos partidos se comportarán como “compañeros leales”. El socialista Joaquín Gómez fue elegido presidente del Parlamento en virtud del pacto de legislatura suscrito por ambos partidos. La mayoría en la Cámara está en 18 diputados, listón que superan con creces entre el partido regionalista (15) y el PSOE (seis).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >